Te quiero, aunque sé que tú a mí no

Le conocí el primer día de instituto. Él no hablaba con nadie, pero a mí me llamaba la atención, me gustó desde que le vi.

Él iba a clase de mi mejor amiga y ella le dio mi email, él me agregó. Se llamaba Pablo, empezamos a hablar y nos empezamos a llevar muy bien.

Días después me confesó que le gustaba una amiga mía. Me sentí mal, pero no me importó demasiado, lo importante era que seguíamos hablando igual que siempre.

Un día, me mando un sms diciéndome que con mi amiga todo se había acabado, que ya no le gustaba, y nos quedamos hablando por el MSN toda la noche.

Días después me dijo que yo le gustaba, que me mintió porque la que le gustaba era yo y no mi amiga, que lo hizo para acercarse a mí. Yo no me lo creí demasiado, porque no confiaba mucho en los hombres, pero al final le creí, y le dije que él también me gustaba a mí.

Aquel día comencé a salir con Pablo. Fue mi primer novio, pero no me sentía segura con él, yo no creía que él me quisiera como yo a él.

Después de empezar a salir con él, me preguntó:

– ¿Qué pasaría si yo te estuviera mintiendo?

Yo le dije que me moriría si me estuviera haciendo eso, pero me dijo que era sólo una pregunta, que no pasaba nada… Ahí empezaron mis desconfianzas con él.

Al día siguiente, me dijo un amigo suyo, que estaba saliendo conmigo para vacilarme, que no me quería, me sentí fatal y se lo dije a Pablo, el me dijo que no hiciera caso de lo que me dijeran, que lo decían para que rompiéramos nuestra relación, pero yo seguía desconfiando en él.

Nunca nos besamos, ni nos hablábamos cara a cara, sólo hablábamos por el MSN.

Una semana después lo dejamos, y él empezó a salir con otra chica, desde entonces él me empezó a hablar en persona, y nos reíamos mucho juntos, hasta que un día ella se enteró de nuestra “gran amistad” y él me dejó de hablar.

Meses después él me volvió a hablar y me dijo que había terminado con ella, después de unas semanas hablando por el MSN, me dijo que teníamos que quedar.

Quedamos, pero yo al final desconfié y le dije que no quería quedar con él.

Él volvió con su novia y dejó de hablarme otra vez, entonces yo me arrepentí de no quedar con él.

Tiempo después, llegó su aniversario, ya llevan un año juntos, él me ha vuelto a hablar, yo caigo como una tonta enamorada y le sigo el rollo, yo le amo con todo mi corazón aunque sé que tiene novia, pero el amor es así, sólo ves a la persona a la que quieres y lo demás no importa.

Llevábamos dos meses hablando, cuando decidimos quedar en su casa para “hacerlo” sería mi primera vez, estoy muy nerviosa, pero llega el día y él no me habla.

Lleva cinco meses sin hablarme desde aquel día, en el que iba a tener mi primera vez.

Pero sé que dentro de un tiempo, me volverá a hablar.

Te quiero Pablo, sé que tú a mí no.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *