Al menos, ahora le puedo hablar como amiga

Mi historia comienza en mi primer año de secundaria. La escuela estaba alejada de la colonia donde vivía, por lo que no conocía a nadie. Poco a poco fui haciendo amigos, pero con dificultad, puesto que soy muy tímida. Y un día, 15 de septiembre para ser exactos, conocí al chico más lindo que había visto en la vida. En realidad no lo conocía, sólo lo miraba. Yo no soy del tipo de chicas que acosan a los hombres, en realidad hasta ese momento no me había gustado nadie y la sensación cálida que inundaba mi pecho cuando lo veía era tan desconocida para mí como placentera.

Guardé mi amor por unos meses. Pero creo que era muy obvia, pues mis amigas pronto se dieron cuenta. Aunque actuaron de forma positiva y en lugar de burlarse me ayudaron a conseguir más información sobre él. Dos meses después supe que era un grado más grande que yo, se llamaba Tomás y tenía un hermano que era de mi misma edad. Además tomaba el mismo camino que yo para ir a casa. Yo no me atrevía a hablarle porque él no sabía ni siquiera que yo existía ¿qué le diría? ¿Que lo había estudiado desde hace meses? Eso sonaba incluso paranoico. Hasta que por fin llegó mi oportunidad. 14 de febrero.

Recuerdo lo mucho que me esmeré en hacer un chocolate con forma de corazón. Lo más fácil hubiese sido que lo comprara, pero yo quería que tuviera mis sentimientos impregnados. La noche del 13 de febrero, me la pasé haciendo una carta de dos hojas. Confesándome y pidiéndole entablar una amistad. Y el gran día en que yo por fin le hablaría, esperé sentada en una de las canchas donde él solía jugar fútbol. Cuando llegó traía consigo un arreglo de globos y dulces. Me puse triste, pues sabía que no eran para mí. No siquiera quise ver a quién se los daba y me fui corriendo a mi salón. Como siempre, el apoyo de mis amigas, me ayudó, y me animaron a que de todos modos le diera mi regalo. Entonces lo esperé a salida. Dejé encargada mi mochila y lo busqué en el lugar donde siempre lo veía esperar el autobús junto a su hermano.

Recuerdo que temblaban las piernas y me sudaban las manos cuando ambos fijaron su mirada en mí. “Hola” les dije, y su hermano me sonrió mientras él hizo un gesto con la cabeza “Cómo es 14 de febrero quise darte esto, feliz día” le entregué la cajita que traía y me fui corriendo. Quizás fueron esas mis palabras o no, lo único que recuerdo fue que tartamudeé y me sentí tan tonta que no quise voltear atrás.

Los días pasaban y yo no sabía si esperar una respuesta. Cuando nos encontrábamos en los pasillos no me veía, pero su hermano sí, como con curiosidad. Yo estaba muy nerviosa por saber lo que pensaba así que un día, ya casi para que acabara el curso, lo esperé a la salida y me acerqué. Pero el apenas verme puso una cara de fastidio y me miró con el ceño fruncido “Otra vez tú, ya deja de seguirme. Me das asco”

No puedo describir lo que sentí en ese instante. Creo que dejé de sentir. Lo curioso fue que no solté ni una lágrima en el trayecto a casa, pero apenas abrí la puerta de mi cuarto rompí en llanto. Esas vacaciones me deprimí mucho y por lo mismo bajé de peso. Supongo que eso fue bueno, porque cuando volví a entrar a la escuela, a la segunda semana, un compañero de mi salón me pidió que fuera su novia. Yo acepté sólo por consuelo, porque a pesar de todo Tomás me seguía gustando mucho. Lo veía a lo lejos, entre sus amigos, aunque nunca lo veía con niñas, lo cual me reconfortaba de cierta manera.

Un día su hermano se me acercó. Era idéntico a él, y eso me ponía muy nerviosa. “¿Tú eres a la que le gusta mi hermano, no?” yo asentí, sin saber si estaba al tanto de lo que había pasado, pero supongo que sí por lo que me dijo luego “Esta medio pendejo, pero no le hagas caso, ese día andaba como un perro. No fue nada contra ti. Al contrario, sonrió varias veces cuando leyó tu carta”. Y entonces, pareció que el color volvió a mí. “Tú síguele echando ganas, eh”, me dijo entre muchas otras cosas.

Y aunque sus palabras me animaron, ese año no conseguí muchos progresos. Terminé con mi novio, porque no lo quería sinceramente. Mateo, como se llamaba su hermano, me contaba todo sobre él y eso me daba cierta ventaja por sobre las demás, porque él era muy popular. O al menos eso creía yo. Porque al siguiente año, cuando yo iba en tercero de secundaria y él ya había entrado a la prepa, me enteré de que estaba saliendo con una de mis amigas.

Aunque eso me dolió seguí insistiendo, incluso, gracias a Mateo, me enteré que estaban en una preparatoria particular. Les rogué a mis papás porque me inscribieran a ella. Pero como es muy cara y no tenían para pagármela, tuve que buscar una beca. Y eso ha sido de mí, el último año, me he matado estudiando para que mi promedio no baje de nueve… Pero al menos, ahora le puedo hablar como amiga. Incluso me busca un poco y estoy feliz con ello.

Ésta historia es 100% verdadera. Es la mía.

Artículos relacionados

19 Responses to “Al menos, ahora le puedo hablar como amiga”

  1. hola mi historia es más bien parecida pero dura yo hace 5 meses tube una relacion con un chico se llamaba camilo eramos camilo y camila y el me pidio pololeo pero yo no sentia nada por el y le acepte pero en los primeros dias fue genial pero cuando cumpliriamos 1 mes me di cuenta que me gustaba y me dejo por que solo me tenia para olvidar a su ex y ella le pidio volver al cual ella lo queria para olvidar a su ex tambien sjdasjd lo bueno es que ya lo olvide por fin 🙂

    me gusto tu historia me a pasado 2 veces 🙂 suerte en el amor 🙂

  2. me gusta la emoción que le das ala historia, si sigues siendo su amigo, qonseguiras tus propósito, poco a poco se ira enamorando de ti.

  3. muy bonita tu historia ,,,sigue asi ,,,no olvides el dicho el que busca encuentra y seguro encontraras la tuya ,,,,,bendiciones

  4. Oh dios mio, esta historia es tan parecida a la mía. Llevo ya 2 años enamorada de un chico que cuando me mira se ríe de mí y me insulta. Y ademas yo sería capaz de hacer lo que sea, dar mi vida incluso por tan solo una miserable sonrisa de el tras una lagrima .. Si ves mi comentario puedes localizarme con mi correo por favor? me encantaría hablar contigo :]

  5. sabes el amor es grande imajinte tener una ilucion en la adolesencia es bueno por que te motiva a seguir y no caer hazta no bajabas de nueve solo por ellllllll osea es grande lo que sientes por el lo mismo me pasa a mi att taris ….aprovecho diciendo que quiero a mi carito tan linda hermosa bella y espextacular esa chica mi angelito a aunque ella solo me ve como un amigo yo no la sigo de querer por que siento que ya es parte de mi vida ase 9 anos que la quiero mucho y no dejo de quererla pero ella no se fija mucho en mi pero tengo fe te amo caritooooooooo te amooo…

  6. mi historia es algo parecida bueno yo stoy en 1ro de media y el en 4to pro nos vemos todos los dias es la primera persona del cole que veo ya que nos encontramos casi todos los días en el mismo carro al ir al cole mis amigas me apollan y una de ellas le pasa algo casi igual asi que me comprende , no me puedo acercar a el por que me pongo demasiado merviosa y no le puedo hablar mis amigas me ayudan a saber más de el ya que ellas si pueden hablar con el,solo ablo con el por face y nada más pro no se como hacer pra acercarme a el …

  7. zi te da conzuelo zer zolo zu amiga puez ze. maz zu amiga . pero tanto te guzta eze chico como para hazer todo ezoz zacrifizioz nmm el ez ciego o ez que le guzta que zten traz el porque un chico que le guzta que zten traz el no tiene nada de bueno porque aburre y ademaz pork zon demaziadoz orgullozoz ze creen la gran coza por hazerze lo difizilez zi un chico te kiere va eztar contigo de ya y no ze va eztar haziendoze de rogar y naaaa no vale

  8. Aunque las cosas, no salieron como quisiste. Creo, que te ha ido muy bien. No te desespere, créeme que todo sabrá llegar en el momento indicado. 🙂

  9. cuando una mujer se enamora y en ese enamoramiento hay amor es para siempre y aunque ella se case con un buen hombre siempre estara su amor en el otro

  10. Muy bonita sige escribiendo esto es como un diario pero si quieres tu historia ya no estara en una pagina wep si quieres la podemos convertir en un libro y la mandaremos a todas las escuela de tu pais pero sige echando suerte y compartiendo tus alegrias 😉 Saludos!!

  11. Yo tengo otra historia:
    Me paso me primer año en la ESO fue un flechazo pero fue rraro nunca habia sentido tanto por algien menos por un profesor,tenia la sensacion de que se me iva a parar el corazon, pero lo más loco fue que al año siguiente vino un profesor nuevo y me paso lo mismo y no tengo ninguna amiga que me apolle todas me dicen que estoy totalmente loca.
    Yo solo se que me an rabado el corazon

  12. que bonita historia : ) , es realmente impresionante el amor♥ , bueno yo creo que le gustas a mateo por ) jeje , bueno solo espero te este llendo super bien & poesve tranquila no te desesperes el Amor llegara :3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *