amor olvido odio

Amor, olvido y odio

Me llamo Carlos. Esta historia fue de amor para mí. Fue algo que me ha marcado en mi vida. Hasta la fecha fue a la primera persona que amé con tanta pasión que creo que jamás olvidaré.

Yo tenía 15 años, estaba en secundaria, empezaba el ciclo escolar. El primer día de clases entró por la puerta esa persona que para mí era un total desconocido, pero que con el tiempo se convertiría en la persona más importante en cuanto amor en mi vida. Pasaron los días y yo lo miraba demasiado. Se me hacia una persona tan bonita… No paraba de verlo todo el día, él no se daba cuenta. Al principio pasaron los meses y él se dio cuenta que cada día pasaba la mitad del tiempo mirándolo.

Después no tenía idea de cómo hablarle, me sentía muy intimidado con su mirada. Una amiga mía se encargo de darme una mano en ese aspecto. Empecé a hablar con ese chico tan atractivo para mi. Al paso de unas semanas éramos inseparables. Él tenia una novia, por cierto muy celosa en cuanto a mí, porque creo que sabía que me atraía mucho, aunque nunca fui en esa época una persona muy obvia en mis sentimientos y actitudes.

Pasó el tiempo y un día nos toco hacer una tarea juntos después de salir de clases. Le mencioné que en mi casa podríamos hacer la tarea, que no había ningún problema a lo que el acepto sin pensar, caminamos hacia mi casa mis papas no estaban y nos dedicamos la tarde a hacer la tarea.

Después de que terminamos fuimos a mí recamara a jugar videojuegos. Entre las bromas, la plática y la disputa por ver quién era el mejor empezamos a jugar luchas. Pasó todo muy rápido. Terminé besándolo sin ningún pudor, él me respondió y nos besamos por mucho rato hasta que me separé y dije: “Te digo algo… Me encantas desde que te vi por primera vez”. A lo que él respondió: “Yo también desde esa vez que te sorprendí mirándome tan fijamente supe que eras muy guapo y me atraías”. Platicamos tonterías y cosas en común. Los dos descubrimos esa chispa que cambiaria nuestras vidas por completo.

Pasó el tiempo. Nuestros amigos en común y gente que nos conocía nos consideraba muy buenos amigos y yo quería resistirme porque sentía muchas cosas por él. No sabía que me estaba enamorando de una persona maravillosa. Salíamos a muchas partes con amigos de él y míos. Tenía amigos que eran gay y sabían de nuestra relación. Creo que sus amigos nunca les caí del todo bien, porque siempre me daba cuanta que hablaban muy mal de mí con él. Yo siempre trataba de solamente enfocarme en él, en las cosas que hacíamos juntos y lo que vivimos en ese tiempo y no fijarme en nada más.

Decidió meterse a estudiar inglés a una escuela muy bonita que me hubiese gustado entrar yo igual. Nos fuimos separando poco a poco porque sus tiempos y los míos ya no eran los mismos. Él incrementó sus actividades, sus pasatiempos, sus intereses y yo no corría a su mismo tiempo. Sus ambiciones y sus actitudes estaban cambiando.

Después, por una de sus amigas, él conoció a otra persona. Una chica muy bonita y muy despistada. Teniendo una relación conmigo, empezó una con ella. Yo me enteré y dije “Lo estoy perdiendo”. Fui a ver de quien se trataba y con el afán de separarlo de él me hice amigo de la chica hasta que un día le dije toda la verdad. Ella no creía, pero le di pruebas y terminó aceptando lo que era evidente. Él se dio cuenta de la situación y empezó a desarrollarse en él un odio por mi sin que yo me diera cuenta.

Después empezaron los problemas. Por todo peleamos y discutimos hasta porque la gallina se cruzó la calle. Todo era pelea y no sabía qué hacer. Estaba enamorado y era un niño que era tanto caprichoso como orgulloso, cosas que también afectaron en la relación.

Tiempo después me enteré que en su escuela de ingles conoció a otra persona y hablamos y me dijo que lo quería y que a mí ya no. Eso me destruyó por dentro. Mi mundo se apagó, yo creía que sólo era una pelea pasajera, que todo mejoraría, pero no. En él había un resentimiento hacia mí que no podía ocultar. Terminamos la relación y empezó otra con este chico.

Él por mucho que me dijo que me quería creo que fue su odio por tantas cosas que hice y tantas cosas que le contaron de mí que ya no me podía ver. Hoy en día veo que las cosas pudieron ser mejor, pero en ese tiempo creo que no tenía la madurez suficiente para ver que él me quería, me quería mucho y yo lo eché a perder por cosas que no veía como malas.

Sigo enamorado de él. He conocido a otras personas y no he podido sostener una relación tan intensa como la que viví con él. Roberto Carlos era su nombre.

Hoy en día tiene una vida hecha, un novio que lo ama y muchas personas, amigos que lo quieren. Hace poco cumplió años, le mandé un mensaje en el que le deseaba feliz cumpleaños y que todavía lo recordaba con mucho amor, pero creo que ya es muy tarde para poder retomar algo que hoy me di cuenta que nunca fue nada para él.

Artículos relacionados

13 Responses to “Amor, olvido y odio”

  1. Somebody there Responder

    Te comprendo completamente a mi me pasó lo mismo 🙁 me di cuenta muy tarde de que de verdad lo amaba y que de verdad me amó y ya pasaron 2 años exactos y a veces me imagino como pudieron haber sido las cosas si yo no hubiera sido tan bruto pero pues esas experiencias nos hacen aprender y agarrar lección para próximas situaciones con las que nos enfrentaremos.

  2. claudia garcia salazar Responder

    yo creo que tu historia es muu bonita pero las cosas pasan por algo el no era para ti seguro hay otra persona que llegara a tu vidaa suerte

  3. "BRAYAN CLAURE SIGLER" Responder

    🙂 animos amigo encontraras a otra persona q te quiera mucho mas q ese chico 🙂

  4. Tu historia es realmente buena. Solo me queda decir que no le des tantas vueltas al asunto, tienes que pensar primero en ti. Quierete, amate y lograras salir de donde estas. Dios te cuide.

  5. que historia tan bonita y triste :C a mi tambien me rompieron el <3 por culpa de mi inseguridad , pero no desfallescas C:

  6. alvaro el amr no es problema para dios nse que dios tns vs. pero creo que ese chico no te merecia carlos vs hcs bien en solo recordarlo suert bsos

    • Y k si somos homosexuales lo dices con mucho asco y estas en una pagina de gays! Jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *