Cuando le conocí

Todo ocurrió un 21 de agosto, había quedado con mi amiga Joanna para salir como cada sábado, pero en el último momento me dijo que ese día no podíamos vernos. No me apetecía quedarme en casa así que llame a Gemma por si no tenía ningún plan. Me dijo que había quedado con un amigo que me fuera con ella porque su amigo iba con otro amigo. Me pareció buena idea y acepté.

Cuando le vi no me quise hacer ilusiones. Sí me gustaba, no lo voy a negar, pero… el tenia 31 yo 22. Pensé que seria una cría para el, por eso a lo largo de la noche intentaba quitármelo de la cabeza.

Pero el destino me tenía preparada una sorpresa, porque día tras día nos fuimos conociendo y me di cuenta de que teníamos muchas cosas en común, cada día que pasaba me gustaba más.

Sí, tenia miedo, no lo voy a negar, pero él me daba confianza, me hacia sentir especial, me daba seguridad, entonces… ¿por qué no arriesgar? ¿Por qué no darle una oportunidad? Dicen que el no arriesga no gana. ¡Y yo he ganado!

Tengo a mi lado a una persona increíble que me hace la mas feliz del mundo, que nos demostramos cada día cuanto nos queremos y lo vamos a seguir demostrando pase lo que pase y pese a quien le pese.

David, gracias por darme la oportunidad de conocerte, gracias por aparecer en mi vida y sobre todo gracias por ser como eres.

Te quiero hoy y siempre. Espero y deseo que siempre estés a mi lado.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *