El final de la pareja ideal

Hay cosas que uno no se las termina de explicar. De esas que cuando te enteras te dejan con la boca abierta y te hacen preguntarte por mucho tiempo por qué han sucedido. A mí me pasó hace no mucho tiempo, cuando me hablaron de la separación de aquella pareja que yo y tantos otros habíamos considerado como el modelo a seguir.

Eran dos personas que desprendían magnetismo. Los dos eran altos, él con el cuerpo moldeado por el gimnasio, ella con una figura envidiable. Cultos, alegres, tocados por el éxito en el trabajo y en la vida. Eran personas brillantes. Él se enamoró perdidamente de ella, pero ella tenía pareja. Lo intentó de todas las maneras, pero ella no quiso ceder y él se consumía en la melancolía.

Finalmente, llegó la ruptura y él fue a por todas. No le costó mucho tiempo convencerla. Apenas unas semanas. Y ella aprendió a quererle casi en el mismo instante en que empezaron. Eran una pareja tan perfecta… Incluso cuando se mudaron a la ciudad del sur de la que él procedía todo seguía el curso más idealista posible. Se compraron una casa, vivieron juntos durante meses y, un día, nos enviaron una invitación de boda. Una boda que fue intensa, romántica, íntima y en la que quien más y quien menos de los que les conocíamos derramó alguna lágrima.

Un día, apenas seis meses después, tomando unas cañas con un amigo común les pregunté por ellos y me dijo que se habían tomado un tiempo separados porque él no se sentía seguro. Él había tonteado demasiado con una compañera del trabajo y cuando ella le pidió explicaciones, él dudó de la relación. Pasado el tiempo, los dos se separaron con un enorme dolor y frustración dejándonos a todos con la boca abierta.

Después de la sorpresa, uno reflexiona y piensa que el amor es un sentimiento que quizá no se refleje tanto como uno supone. Que bajo parejas para toda la vida puede esconderse la rutina, el conformismo, el miedo a la soledad, la extrema sumisión o una simple fachada que oculte una pareja infeliz. Y, al mismo tiempo, que en aquellas relaciones de pareja extremadamente tormentosas se ocultan toneladas de cariño y personas que no pueden estar la una sin la otra. ¿Para qué fijarse en modelos?

Artículos relacionados

3 Responses to “El final de la pareja ideal”

  1. hola soy una chica de 25 años conoci a un hombre cundo tenia casi mis 15 y el apenas 14 lo conocii en la iglesia, aprincipio no me gustaba al parecer yo a el si pero luego en mis 15 el estaba en mi fiesta y no pasó a darme el abrazo publico y me molesto luego se me acerco y lo unico que hice fue reclamarle el porque no habia pasado po mi abraZO, desde entonces no hemos perdidido comunicacion,

  2. Oye que pena que te sientas en una carcel. Es mejor que dejes a tu marido y encuentres una nueva vida. No te atormentes con fantasias y mejor no mientas mas. Suerte.

  3. Bueno empezando por que no se si esta bien escrito aqui esta historia y pidiendo disculpas si es asi, empezare por contaros una historia de una pareja amiga.
    El trabajaba toda la semana muchas horas al dia hasta bien entrada la noche y ella pues se adapto desde recien casados a una vida de “mujer florero”, los primeros meses estaba bien pero pronto se dio cuenta que la rutina la estaba matando, poco a poco su interior que era un jardin de flores hermosas se fue convirtiendo en uno de malas hiervas..asta que un dia le propuso a su marido que si podian poner internet, por lo menos para poder ella comunicarse con el exterior de alguna manera puesto que pasaba las 24 horas encerrada en aquella casa que se convirtio en su pequeña carcel, el marido concienciado de lo que estaba pasando no se negó en ningun momento y por fin llego el dia que le dieron el alta a su nueva vida, ella empezo a investigar a no parar ni un segundo de escribir en su “pequeño mundo” y dichoso el dia que se le ocurrio inventar un personaje , creó una mujer totalmente distinta a ella, y persona que hablara persona que la enamoraba hasta tal punto que un chico la llamo un dia para decirle que le amaba con locura, ella no le dio casi mayor importancia y le dijo a esa persona que se iva a vivir lejos y desató todo lazo que le pudiera unir a el, a pesar de que no sentia nada decidió no volver hacerlo para nunca más causar su deseo no era causar ningun daño a ninguna persona más, pero los dias pasaban y de nuevo la rutina se apoderaba de ella, y sin saber como sin poder evitarlo volvio a caer en la tentación y se convirtió de nuevo en ese “otro yo”, y efectivamente de nuevo conocio a otro chico pero esta vez el sentimiento que se creo fue por parte de los dos ,era un juego de mucho riesgo, pero ella falta de todo cariño y impulsada por el buen trato de esa persona cayó en sus redes y no podia dejar un segundo de comunicarse con el. aun a sabiendas que nunca podria estar con el por que todo era mentira, y esa chica esta todavia mintiendo a los dos hombres más importantes que se han cruzado en su vida por ser una cobarde y una mentirosa en este mundo que denominamos amor, y lo se bien,tan bien lo se como que esa chica soy yo.besos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *