El orgullo destruyó nuestro amor

“El orgullo pudo más y nuestro amor ahora está muriendo”

Hola, soy Bárbara, tengo 20 años. Mi historia comienza cuando tenía 16 años. Lo conocí en mi casa, era compañero de la escuela de mi hermano. Eran muy amigos, siempre se iba a quedar a nuestra casa. Era muy querido por mi familia, era respetuoso, caballero, era perfecto.

Nunca cruzamos palabras, a lo más un “Hola, ¿cómo estás?” y eso sería todo. Era muy triste cuando él se iba sin decirme nada más. Yo sabía que él me miraba de otra manera, se despedía de una manera muy dulce y yo siempre que él venía procuraba ponerme la mejor ropa, la más linda, quería verme hermosa para él… cosa que con el tiempo fue ayudando.

Un dos de mayo se quedó nuevamente en mi casa. Era tarde, era de noche. Yo me quedé jugando Play Station en el living de mi casa. De pronto, llegó el a mi lado, se sentó a observar mi juego, me puse muy nerviosa y le propuse conversar. Apagué las luces para que fuera más cómodo, comenzamos a jugar y de pronto hizo mucho frío. Le pedí que me abrazara, pero no solo me abrazó, también me besó y nunca más dejé de pensar en el. Lo amé con más fuerza desde aquella noche.

Nuestra historia de amor es única, nunca nadie me amará como él lo hizo, ni yo amaré a nadie como lo amo todavía a él… Fuimos uno siempre, él sabia de mis gustos, celebraba mis triunfos y lloraba conmigo mis fracasos. Él era perfecto, era todo para mí. Él me quería, eso no me queda duda.

Un día, por cosas de la vida, mi cuñada engañó a mi hermano y él lo sabía todo. Yo no pude perdonárselo. Es mi hermano y me dolió verlo sufrir de esa manera. Terminé con Alejandro, mi novio, sin escuchar ninguna explicación. Terminé con él todo contacto. No nos hemos visto en alrededor de dos años. Ahora sé que está con otra, la quiere mucho y ella también.

Estos días he pensado mucho en él, lo extraño, lo amo aún… nunca he dejado de pensar en él. Pero saben, es todo mi culpa. Nunca le di crédito para que me explicara, quizá él sabía y por miedo o por solo no querer entrometerse calló, pero aún así debió tener la confianza en mí y decirme lo que sucedía y no lo hizo. Tampoco nunca me buscó, nunca vino hasta mi casa, no hizo nada al igual que yo y ahora estamos distanciados. Después de todo el amor que decíamos sentir por el otro… el orgullo pudo más y nuestro amor ahora está muriendo.

Siempre lo recordaré, fue mi primer amor. Ahora con 20 años y una vida por delante solo espero que sea muy feliz.
¿Qué opinan ustedes?

Artículos relacionados

5 Responses to “El orgullo destruyó nuestro amor”

  1. hola soy isaac tengo 20 años y mi historia empieza cuando tenia 18 años conoci a una chava en una plaza comercial de mi ciudad nos volvimos novios era perfecta la chica ideal pero no vivia aqui me valia me avente a tener la relacion con ella cuando nos veiamos como cada mes algo asi y cuando terminamos prepa me da la noticia de que viviria aqui y yo mega ilucionado enamorado y ella tmbn con el pasar de el tiempo saliamos y todo pero mi familia decidio viajar y viajamos un mes pero olvide mi celular cada que podia contactarme lo hacia y regreso del viaje la veo eso a principios de este año y un dia salimos y al dia siguiente que la vi me dijo que ya no sentia nada hacia mi y se fue pero cuando un dia antes de la nada me pide perdon diciendome que no me iba dejar y yo con cara de what que pasa nunca me dijo eso de perdon y dije ok te perdono pero sin saber y al dia siguiente me corta

    al dia de hoy la sigo amando e salido con otras personas y todo pero ps no es igual o mejor nada no es que diga todo el tiempo pensaba en ella pero ahi dias como hoy que la extraño tanto que daria todo x ella pero la busco o mando mensajes y nada

  2. es simple, nunca te quiso de verdad.. porque jamás te busco!! aunque tú lo hayas pateado, pero igual si te querría no te hubiese dejado ir . lo siento, pero los hombre son así, no sigas pensando más en alguien que no vale la pena, tienes 20 años, tienes todo una vida, podrás conocer a mil hombre más :)) cuídate.

  3. tendrías que luchar por el, tendrías que guardarte el orgullo y aunque este con otra decirle que no dude nunca que le has querido como a nadie y que le vas a querer siempre. y preguntale que porque no fue en tu busca? que porque no insitio mas? y de paso le das un ultimo beso en la mejilla de despedida. si te quiere hará algo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *