Enamorada de mi profesor

Jamás estuve enamorada hasta que lo conocí. Nunca pensé que podría gustarme, pero de pronto se paseaba él por mi cabeza prácticamente todo el día, y si pasaba alguna semana sin verlo soñaba.

Hay tres cosas que me separan de el, pero a mi me gusta creer, en lo que siento y que es posible: Me lleva 12 años y yo tengo 17, es mi profesor de canto y es homosexual.

Es una persona con la que comparto muchas cosas. Aparte la pasión por lo mismo, me gusta su personalidad, su voz de tenor y yo creo que cuando conocemos la voz de una persona conocemos gran parte de su alma, de su pasión, de las intenciones de su corazón, de la bondad.

Este es el secreto peor guardado porque se lo he contado a muchas personas y no he tenido el valor de contarle por miedo a no verlo mas. No me extrañaría que ya supiera… Con solo un beso qué feliz seria. Quisiera abrazarlo, besarle y decirle lo feliz que lo haría.

Esta es una historia de amor de una sola persona. Una historia de amor que angustia, una histeria de amor que se alimenta. Siete son los meses de enamoramiento y cada vez mas. Por momentos parece que aceptara que es imposible, por todas las razones del mundo. Pero, como dicen, “el corazón tiene razones que ni la razón entiende” y vuelvo a creer.

Es feo tener tanto amor y no ser correspondida, no tener a quien entregárselo, no poder complementarse… y no tener el bendito don del olvido y así dejar de sufrir.

Artículos relacionados

2 Responses to “Enamorada de mi profesor”

    • Pase por algo similar, y tienes toda la razon , yo
      también tengo esa misma edad y el me lleva 11 años de diferencia, era mi profesor de ingles en la universidad; solo duró dos semestres dictando clase, se veía un hombre serio, muy correcto en lo que hacia y en lo que se proponía, y yo pensaba que de seguro le gustaban las mujeres serias y no las niñas como yo, pero aún así me agradaba no se si me gustaba del todo, o simplemente un agrado hacia el ya que era muy buena gente y tenia una forma de ser tan bonita y especial, algo que no podía explicar. Ya que en las clases aveces me mensionaba en sus ejemplos, o cuando explicaba un tema casi siempre me miraba como si yo fuera la única en su clase; y yo tampoco podía quitarle la mirada, me tenia en cuenta para cualquier favor que tenia, el único contacto que tuvimos fue un beso en la mejilla en un saludo, y no mas.
      Ya cuando inicio el tercer semestre ya no estaba trabajando hay se había ido, me dolio, pero tengo compañeros que se hablan con el y según ellos, yo le alcance a gustar a el. Es algo que no se si creer solo se que fue un año muy bonito cuando lo conocí y aún lo hecho de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *