Enamorada de un amigo que me pregunta cómo conquistar a otras

“Qué tienen ellas que no tengo yo”

Hola, soy Yzzi. Todo empezó un trece de octubre. Estaba hablando con una amiga por unos comentarios y de repente un primo de ella se cuela en ellos. Resulta que empezamos a hablar tanto que terminamos siendo amigos ese mismo día. En todo lo que hablamos, decidimos que nos íbamos a conocer en una fiesta (la de mi amiga que es su prima).

Llego el día de la fiesta. Obviamente estaba emocionada. En el transcurso de la fiesta nos conocimos. Al otro día seguimos hablando, hasta le dije que la ropa que tenia le quedaba muy bien. Nosotros seguimos hablando, me dijo muchas como que él era un amuleto de la suerte… Cosas que a uno lo dejan pensativo. Entonces pensé y tomé en cuenta que en las conversaciones que habíamos tenido, él era mi prototipo de chico. Después de un tiempo me enteré de que el resto de mi grupo de amigas también lo conocían y ya era como que formaba parte de él (mi ideal era no estar con un chico que estuviera en mi grupo de amigas). Hablé con ellas, les dije que sí, que sentía cierta atracción por parte de él.

A los días decidimos salir todos incluyéndolo. Ya en la noche me enteré de que no pudo ir porque se fracturo un brazo haciendo parkour. A los días, sin tener ningún tipo de contacto con él, me envía algo diciendo que por qué no lo había ido a visitar al hospital. Quedé como que aun pienso yo que no tenemos la confianza como para llegar allá como si nada. A los días que lo dan de alta decidimos ir a la casa de su prima todos. En ese momento me enteré que su mamá me conocía, cómo, no lo sé, y comenzamos a ver unos videos de la fiesta en la que nos conocimos y en ese momento lo tenía al lado. Los dos pusimos unas caras de pueden quitar eso.

A las semanas me enteré de que a él le comenzó a gustar otra amiga. Me pedía consejos como para gustarle a ella y muchas cosas. Después, él comenzó a tenerme mucha más confianza. Hasta puedo decir que me sé su vida personal de pies a cabeza. En unas de esas iba a ver un toque y decidimos ir, pero yo no pude ir. Resulta que ese día el fue al toque porque quería hablar con la amiga que le gustaba y ella lo ignoró y rechazó sin ninguna explicación razonable.

Otro día me salió la oportunidad de que iba a ir sola a un lugar y le dije a él que fuera, así hablábamos de lo que había sucedió. Sin decir mentiras, ese ha sido mi mejor día. Lo recuerdo y aún siento lo mismo. En la noche que estábamos hablando me dice que le hubiera gustado que estuviéramos mas tiempo. El hecho fue que después de todo eso, estaba planeando qué hacer para mi cumple. Él me dice que salga con mis amigos ese día y que otro día saldríamos nosotros. El asunto fue que no me agradó, así que fuimos todos ese día la pasamos uno encima del otro, molestándonos.

A los días me entero de que ya no le gustaba ella, sino otra, pero que está en el mismo grupo de amigas y empezó el mismo proceso de los consejos. Entonces me puse a pensar qué tienen ellas que no tengo. Las dos son delgadas, extrovertidas, se arriesgan a muchas cosas. El hecho fue que después comenzaron los apodos amorosos y que siempre hablaban uno del otro, hasta que un día habló de que ella no le paraba y cosas así. En ese momento nada mas pensaba qué triste que él no se da cuenta lo que he arriesgado por él o que no me hables de algo que se muy bien cómo se siente. Aún el me gustaba.

Tenemos nueve meses de amigos, y cada vez que hablo con el siento lo mismo: una mezcla de felicidad con rabia, durmiéndome pensando en él por más que diga que lo tengo que olvidar. Hoy en día sigo en el proceso de olvidar.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *