Mi vida y mi verdad

Fue hace 13 años que conocí a Rebeka. Ella tenía apenas 16 años, tenía unos ojos grandes y muy hermosos, una cabellera que me deslumbró.

Nunca me cansaré de esperarla

No sé que tiene, que me encanta. Su pelo largo y castaño, sus ojos enormes color miel, sus labios perfectos que esconden la más hermosa de las sonrisas, su piel morena.

Jamás será para mí

Jamás pensaría que me hubiera a enamorar realmente tanto por una persona. Así fue cundo sentí un verdadero amor. Un 24 de febrero caminaba en la calle.