Historia de amor fallido

Esta es la historia de una chica rebelde, quien ha descubierto la libertad a los 19 años. Sonriente va por la vida luchando siempre para sobrevivirla.

Ella, tan orgullosa y siempre coqueta, no se da cuenta que le falta algo en su vida: amar a alguien sin amarse a ella misma.

Una noche en el bar en el que trabaja como mesera, se encuentra frente de ella un hombre mirándola atentamente, admirando su belleza simple. Pero ella no se da cuenta, sirve su bebida y se va cortantemente. Pasan los días y se ven de vuelta en el mismo bar a la misma hora y la historia se repite, hasta que un día un amigo en común le invita a una fiesta. Ella acepta y contenta los sigue a la diversión.

Llegando a casa de su amigo se da cuenta que está el chico que por varios días la estuvo mirando. Le saluda sonriente y él se sorprende devolviéndole la sonrisa. Ahí empieza todo el coqueteo, seducción de miradas hasta llegar al cuarto, pláticas por algunas horas hasta que la sorprende con un beso. Ella continua hablando como si nada pasara. El segundo intento terminó entre sabanas.

Al día siguiente salieron del cuarto cariñosos, dejando fluir las emociones. Así pasando los meses terminaron siendo novios, enamorados al tiempo viviendo juntos y compartieron días maravillosos.

Aunque un pequeño detalle o defecto es que aquella muchacha que aspiraba a ser grande en la vida, se fue quedando poco a poco sin sus ilusiones, dejándolo todo, dejándolo a él solo. Sus inquietudes la llevaron a su propio olvido, perdiendo la cordura y el amor que aquel joven le ofreció, quedando sola y destruida por su locura, su engaño y su cuerpo infiel. Ella perdió lo que mas quería en la vida.

Hoy en día esa chica ya toda un mujer. Se encuentra tranquila después de vivir desventuras. Maestra de su vida se da cuenta de que aquello tan bello sólo fue una piedra que tropezó, que aquel hombre que decía sólo “te quiero” jamas lo hizo.

Hoy no importa porque en el oscuro camino ella encontró el amor, a ella misma.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *