Historia traición

Historia de traición y venganza

¿En el amor no se manda? Es una pregunta que siempre suelo preguntarme cada vez que recuerdo lo que mi “amiga”, si es así como se le podría llamar, me hizo.

Tenía 1 año de relación con mi ex novio y una mejor amiga llamada Fernanda, que yo juraba que podría confiar en ella con los ojos cerrados. La relación con mi ex novio era normal diría yo, a veces había pleitos como cualquier pareja pero un día decidimos darnos un respiro que sentíamos que nos estábamos sofocando. Los dos seguimos con nuestras vidas, apenas pasaron dos semanas y mi amiga un día me marco para pedirme que fuera a verla a que quería hablar sobre algo conmigo. Y si… tal vez es como ustedes ya se lo llegaron a imaginar, era algo relacionado con mi ex novio. Cuando llegue a su casa nos sentamos en la sala y fue cuando con la voz temblorosa me confeso que se enamoró de mi ex novio y el de ella. Yo no lo podía creer, mi reacción fue gritarle y preguntarle que porque lo hicieron, que por que se atrevieron a traicionarme de esa manera y más que nada que como era posible que en tan solo dos semanas ya se quisieran tanto?, no quise escucharla y solo me fui.

Llegué a mi casa y le termine marcando a mi ex novio diciéndole que como se atrevió a estar con mi mejor amiga y lo único que él me respondió es que sólo pasó. Mi mente empezó a dar vueltas, no sabía qué hacer, ni pensar, no sabía si respetar su relación, si perdonarlos y apoyarlos o simplemente alejarme de ellos para siempre. Pero ¿cómo? , ¿Cómo y cuándo fue que ellos dos empezaron a tener sentimientos el uno hacia el otro?, pero con el tiempo las cosas tomaron su lugar y es cuando más puñaladas se clavaron en mi espalda.

Mi “mejor amiga” dejo de hablarme porque ella mismo me dijo dos días después de que yo supiera la verdad, que si yo no apoyaba la relación que ella tendrá con mi ex novio, entonces que no puedo hacerme llamar su amiga. Y fue cuando me llene de rabia y le dije que la única persona que no puede llamarse o hacerse pasar por amiga era ella, porque ella sabía perfectamente que él y yo solo nos dimos un tiempo , un respiro, y peor aún … ella sabía lo mucho que lo amaba y aún así no quiso y ni intento detenerse .

Paso un mes y mi ex novio me hablo de nuevo, queriendo tener una “amistad” porque el me llego a decir que me apreciaba mucho y que no quería dejar de hablarme. Yo me negaba, le decía que no quería hablar con él, que no sabe lo mucho que me dolió lo que hicieron él y ella. Pero para mi sorpresa fue cuando se le escapo decirme:

– ¿Cómo te puede doler si tú has estado hablando de mi mal todo este tiempo desde que éramos novios?

-¡¿Qué?! ¿De qué hablas? Yo nunca hable mal de ti

– No me mientas Micaela, Fernanda me contó todo desde antes de que nos diéramos un tiempo.

Y ahí fue cuando me di cuenta de lo peor… mi amiga estuvo mintiéndole a mi ex novio queriéndolo alejarlo de mi desde hace tiempo, cosa que logró al final. Al saber eso me llene de más rabia aun y fue cuando discutí con mi ex novio y le dije que era un tonto (para no decir otra palabra) por creer en todas sus mentiras. Mi ex novio al principio no me creyó, pero después de tanto discutir llego a creer en mis palabras y fue cuando empezó a dudar de Fernanda.

Yo no sabía si desenmascarar a Fernanda o dejar las cosas así, pero tenía tanta rabia hacia los dos, a Fernanda por traicionarme y mentirle sobre mí a mi ex novio, y a mi ex novio por estar con mi “mejor amiga” en aquel entonces, y así fue cuando cree mi mayor venganza, mi plan perfecto para darles una lección a los dos. El plan era fácil, hacer que mi ex novio regresará conmigo diciéndole que lo extrañaba y que lo amaba mucho (cosa que si era verdad, pero no quería ya estar con una persona así), y con eso causar que él terminara con Fernanda y después cuando haga eso terminarlo a él y así los dos aprenderían su lección, de saber lo que es la traición y el engaño, darles una pequeña probadita de su propia medicina.

Mi plan después de otro mes funcionó y mi ex novio llego a dejar a Fernanda, y ella incluso llego a reclamarme lo que hice y las únicas palabras que se me ocurrió decirle fueron estas “¿Se siente bien haber estado en mis zapatos?”. Mi ex novio llego a odiarme por engañarlo con mentiras y por provocar todo ese alboroto, pero fue así cuando pude alejarme felizmente de ellos dos, los dos ya no volvieron a estar juntos después de lo que pasó, ya que Fernanda se enojó con el porque la dejo por mí.

Pero bueno, ahora que lo pienso bien creo que ya tengo una respuesta hacia mi pregunta de que si en el amor no se manda, y la respuesta es no, en el amor no se manda pero presten atención, no decidimos en quien enamorarnos, pero sí en qué decisiones o acciones tomar.

Artículos relacionados

5 Responses to “Historia de traición y venganza”

  1. Las amigas no se cambian por los hombres, envés de haber planeado una venganza deberiai haber buscado la forma de estar bien con tu mejor amiga, echar a la nada todos los momentos q pasaron juntas y las historias q tienen por un mino q claramente no valía la pena? Pff estay maal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *