La historia de amor de Belén

Hola mi nombre es Belén, soy de un pueblo de Málaga y voy a contaros mi gran historia de amor.

Todo empezó en el año 1999, cuando conocí a Eva. Ella era prima de una ex novia de mi entonces novio y aunque el y su ex no tenían muy buena relación entre ellos existía una profunda y sincera amistad. Ella era de un pueblo pequeño del interior de Málaga y se había mudado a mi pueblo junto a su novio y su hijo de 1 año por una temporada. Yo llevaba 1 año y medio con mi novio cuando la conocí, ambas teníamos la misma edad (17 años) y conectamos muy bien desde el principio. Ella se convirtió en mi mejor amiga en muy poco tiempo, nos lo contábamos todo y siempre estábamos juntas. Tanto que hasta su niño me decía tita.

Los cuatro juntos lo pasábamos muy bien, salíamos juntos a todos sitios y siempre estábamos ahí para todo. Era una conexión especial. Por aquella fecha yo ya tenía muchos problemas con el que era mi novio. Él pertenecía a una familia demasiado destacable, demasiado orgullosa y se metían en todo. Yo no pertenecía a la misma sociedad de ellos (para ellos lo más importante era el dinero). Mi entonces novio no pensaba así pero era muy influenciable y teníamos muchas peleas por eso. Yo me sentía anulada, despreciada, desesperada; me sentía encerrada en mi propia vida, sin poder tomar decisiones y sin poder disfrutar un amor limpio. Veía como todo se estaba yendo al garete y que él, lejos de poner de su parte para que aquello volviera a funcionar, seguía poniendo trabas y condiciones. Entregué mi alma hasta que la paciencia se me agotó. Yo quería seguir con mi vida a su lado pero no afectada y triste. Me sentía dominada, por una parte, por la rabia, y por otra por la tristeza de la ruptura que estaba cerca.

Mi amiga estuvo en todo momento a mi lado apoyándome pero al poco tiempo a ella le pasó otra cosa peor: su novio la abandonó de un día para otro y ella volvió a su pueblo. Yo subía cada fin de semana para verla y para apoyarla y yo me venía echa polvo cada vez que tenía que dejarla tan mal. Jamás pensé que mi vida fuera a cambiar tanto en tan poco tiempo. En tan solo varias semanas pasé por muchas facetas.

Allí conocí a su hermano. Era mayor que yo 2 años. Desde la primera vez que nos vimos surgió la chispa, fue como un flechazo porque desde ese día todo lo que lo rodeaba a él era especial… los dos nos sumergimos en otro mundo lleno de bellas sensaciones. No sé porque esto ocurre, pero de repente me sentí muy cerca de él, como si lo conociera de toda la vida.

Estuve todo el día con una extraña sensación. No podía quitarme de la cabeza esa mirada y por la noche me levantaba mil veces recordando el momento… era la primera vez que me pasaba. Cada vez que iba a su casa sentía que me buscaba la mirada y lo que es peor, no se cortaba ni delante de mi novio … me ponía muy nerviosa. Y yo, cuando me alejaba me volvía para mirarlo una vez más. No sabía si era correcto esa demostración de atracción delante de todos pero esa mirada de su hermano me gustaba y me hacía sentir bien… sentía cosquillas en el estómago, pero unas cosquillas muy diferentes a las que había sentido con otros chicos. Esos ojos color miel me miraban de forma tímida pero penetrante, con misterio y con deseo. En ese momento comprendía lo que significaba sentir un flechazo por alguien pero no me planteé nada con él, yo ya era muy racional en las cuestiones del amor por todo lo que me estaba pasando con mi novio. Así luchaba cada día con apartarlo de mi mente. No había duda de que eso era atracción de verdad, porque no dejaba de ver su rostro cuando me iba a dormir y cuando me despertaba por la mañana… sentía una ansiedad increíble.

Al poco tiempo, mi amiga me llamó para celebrar el cumpleaños de su niño. Yo dudé de ir por si me lo encontraba, tenía ganas de verlo pero a la vez me daba miedo de lo que pudiera volver a sentir. Nada mas llegar a su casa recuerdo que fuimos a buscar a la novia de él a su casa, ni sabía que tenía novia ni que esta era amiga de Eva. Aún así mientras íbamos de camino a su casa el no hacía mas que mirarme por el retrovisor. Ella estaba tan ilusionada con él y estaba tan enamorada, que su mirada brillante la delataba. A él, en cambio, no lo veía como a ella. La evitaba, por su comportamiento tan distante con ella sabía que no estaba enamorado. Salía y entraba muchas veces de su casa, y todas ellas, sin dejar de mirarme… sin importarle la presencia de su novia ni de mi novio.

Al poco tiempo volví a encontrármelo. Mi amiga me llamó y me dijo que su hermano mayor había tenido un accidente de moto y estaba muy mal. Yo volví para apoyarla. Cogí un autobús y me planté allí. Me bajé del autobús y vi como él me esperaba junto a su hermana y me miraba y me sonreía disimuladamente para que su hermana no se diera cuenta. Al poco rato su novia apareció y no se separaba de él ni un segundo. Al cabo de un rato y un momento en que mi amiga Eva la llamó para que entrara a la casa, ambos nos quedamos solos en el porche. En ese momento le dije que sentía mucho lo que le había pasado a su hermano y que si necesitaba ayuda podía contar conmigo cuando necesitara igual que hacia su hermana. Él me miraba de forma sensual mientras se fumaba un cigarro y me dio las gracias por estar allí. Yo solamente quise ofrecerle mi ayuda pero nuestras miradas hacían que lo de nuestro alrededor se difuminara, y tanto, porque ni nos enteramos de que su novia había aparecido y nos observaba con cara de pocos amigos. Cuando vino mi novio a recogerme él me observaba y yo no podía quitar mi mirada de él… era una sensación preciosa, agradable, con ganas de que el tiempo se parara.

Lógicamente su novia se enfadó con él porque posteriormente el solo me observaba de lejos y con cuidado de que no se enterara, por supuesto, yo no iba a acercarme, no quería crear conflictos entre ellos. Ella me miraba desconfiada y la entiendo, no es agradable para nadie el ver como su novio no deja de mirar a otra mujer. Consiguió apartarlo de mi un tiempo y no hubo ni un solo momento en que no me acordaba de él pero era mejor así, mientras yo seguía enfrentando mis problemas con mi novio. En aquel tiempo también se enfrío un poco mi relación con mi amiga, no había pasado nada entre nosotras, solo que no le gustaba nada que no fuera por culpa de los celos “tontos” de su cuñada. Nos preguntaba muchas veces por separado si había algo entre nosotros o si su novia tenía razón y ambos lo negábamos. Quizás por orgullo o por miedo, al menos yo. Siempre recordaba que ella me decía que no le gustaría que su hermano y una amiga se liaran y menos que se liara conmigo pues después había conflictos o con uno o con el otro y ella no quería enfadarse con ninguno de los dos. Igual era un motivo egoísta pero me fue sincera y eso me gustaba de ella. Llevaba sin saber nada de su hermano por lo menos 5 meses cuando me llamó …pensé que me iba a dar algo. Me dijo que si podíamos quedar en algún sitio para hablar. Y se vino a mi pueblo. Me estuvo diciendo lo que había pasado con su novia, lo que pasaba en su relación, de porque no era feliz con ella y más cosas. Tenía un problemón muy gordo con ella, por eso tenía miedo de dejarla. Me preguntó: “¿Tu que harías si teniendo novia te empiezas a interesar demasiado por otra persona que también tiene novio?” Yo solo le dije “Me olvidaría de ella” y él me dijo “¿Y si no pudieras?”. Me dijo “estoy confundido, no sé lo que me pasa contigo”. Después me dijo que se iba muy avergonzado.

Hablamos casi todos los días por teléfono. Siempre teníamos conversaciones agradables, donde nos lo contábamos todo, nuestros secretos, secretos que nunca me había atrevido a decir a otras personas, y según él, el tampoco le había dicho a nadie. Hablábamos de sus problemas en el trabajo, en su casa, con su hermano y me contaba sus anécdotas con los amigos… y de su novia. Nunca había tenido tanta confianza con alguien como con él y, según él, el tampoco había confiado tanto en alguien como confiaba en mi. Uno de los días en los que vino a mi pueblo, yo estaba cansada de las frivolidades de la familia de mi novio y necesitaba desahogarme… y comencé a llorar. Eso fue en Octubre del año 2002. No paraban de salirme lagrimas y, él, empezó a acariciarme lentamente la cara para secármelas. Mientras, yo seguía contando y descargando. Me empecé a sentir más aliviada cuando empecé a notar como él me estaba besando con delicadeza, primero en la mejilla, luego en la frente. Empecé a sentirme querida y me dejé hacer, e incluso callé un momento mirando hacia él asombrada. La mirada silenciosa que le dediqué fue demasiado para él y me besó suavemente, con mimo, casi consolándome… mientras notaba como salía lentamente mi rabia y tristeza. En ese momento me acordé de cada una de las palabras de mi amiga y me aparté.

El caso es que ese día me dijo que estaba harto de aparentar y me dijo: “Yo sé que te va a parecer raro lo que te voy a decir pero cuando te vi la primera vez sentí cosas muy raras. No podía dejar de mirarte y tenia ganas de conocerte. Ahora que te conozco nunca me he sentido así con nadie como contigo” yo le pregunté: “¿Qué sientes?” “Que te quiero, y te quiero de verdad. Yo no puedo dormir por las noches, me acuerdo mucho de ti, solo quiero verte y si eso es estar pillado por alguien, creo que estoy muy pillado”… no me lo dijo por decir, me lo dijo con una mirada llena de sinceridad y dulzura.

Al día siguiente recordaba cada momento de ese día como si fuera una película que no se paraba de proyectar en mi cabeza. Incluso mi amiga Inma me notó que estaba rara y se lo conté todo… mi amiga se quedó atónita y no sabia que decirme. ¿Qué iba a hacer? Me quede en el sofá de mi casa, sin poder parar de llorar, sólo pensaba en que jamás podría volver a consentir que las yemas de sus dedos acariciaran mi cara, solo pensaba en su novia y, aunque tuviera un sentimiento tan fuerte que me desarmara y que no pudiera controlar no podría volver a caer por respeto a ella, a mi novio y a mí misma.

Cuando fui a tu casa después de ese beso, largo y húmedo yo no podía ni mirar a mi amiga. Y el no hacía más que mirarme, mientras su novia me miraba muy enfadada. Me invitó a una copa en la barra y me dijo: “Mi novia esta muerta de celos”, yo le dije “Normal, si no me miraras así”, y el muy dulce me dijo “No lo puedo remediar, además a ti también te gusta que te mire ¿o no?”. Yo me separé avergonzada, mientras su novia me mataba con la mirada. Después de eso me llamaba de alguna cabina de teléfono a mi casa, y alguna vez se vino para Nerja y hablábamos del tema de ese beso que no se podía volver a repetir. El no lo entendió, solo me dijo que cuando yo estuviera segura de que sentía lo mismo que él por mí se lo dijera y que el no se arrepentía de ese beso pues lo sentía de verdad.

Esa misma tarde me fui pero al día siguiente vino por sorpresa a mi pueblo. Lo llevé a una fábrica que hay abandonada hablamos un rato. Volvió a decirme que su novia no quería ni verlo. Me dijo que ya le daba igual que lo que le dolía es poder hacerle daño pero que el ya le había dado muchas oportunidades para que cambiara, que no solo eran sus celos sino muchas cosas. Me dijo que iba a dejarla porque le estaba haciendo daño y se lo estaba haciendo el mismo. Esta vez fui yo quien me acerqué al. Jamás me habían dado un beso tan bonito. Quizás perdí la cabeza por un momento, no pude evitarlo, ese beso lo sentí. Me frenaba cada día que lo veía pero ese día… fue diferente, cuando el se me acercaba cada día que nos veíamos era algo que me gustaba, lo sentía y que me nacía. Me libraba de mis temores. Y me gustaba hasta el punto de enloquecerme. Me hacía sentir de carne y hueso, con todas las debilidades que puede sentir una mujer. No podía hacer nada. Teníamos una complicidad especial, como si lo hubiéramos hecho otras veces. Él me abrazaba con ternura. Me miraba y me daba cuenta que me desnudaba con la mirada, sólo quería mi piel, mis besos, acariciarle y que me acariciara. No teníamos otro pensamiento en ese momento, solo quitarnos la ropa. Era como si estuviéramos muertos de hambre y tuviéramos que comer algo. Fueron las tres horas llenas de pasión más especiales de toda mi vida. Y lo hice por mi propia voluntad, él no me obligó, el no me dijo nada, lo hice por mí. Nunca nadie me había tocado el alma de aquella manera.

Días después volví a su casa porque él me pidió que fuera a la romería, que quería verme. Dejé a mi novio y la verdad es que no le molestó mucho. A la mañana siguiente desayunábamos. Estuvimos juntos muy a gusto, mientras mi amiga dormía. Cuando me vio me sonrió y me miró con deseo. Él me preparó el desayuno y hablamos y reímos de algunas cosas. Cuando me levante para ir al cuarto y vestirme me tocó de pronto la mano, y yo temiendo que sus padres llegaran en cualquier momento o mi amiga se enterara intenté resistirme. Yo lo miraba asombrada y de pronto se acercó poco a poco y cuando me pilló desprevenida me dio un largo beso a la vez que me abrazaba. De pronto se alejó cuando pasó su hermano y solo me daba picos cuando veía que no estaba, así pasó varias veces hasta que vio que se fue y de pronto me cogió contra la pared y me levantó poniendo mis piernas alrededor de su cintura, mientras me besaba. Con mirada de ternura, deseo y sonrisa picarona me preguntó que si nos íbamos a otro sitio. Yo le dije que no, que me sentía muy mal y que pasaría si nos descubrieran. Me dijo, no nos descubren, ven, y si nos descubren lo diré todo. Por supuesto, me negué.

Más tarde mi amiga se levantó y se fue a trabajar y nos fuimos con ella. Nos sentamos en la mesa y ahí me dijo que quería pasar una noche conmigo en algún hotel y yo le dije que no sabía si era tan buena idea. Me daba miedo lo que podía desencadenar. Mi amiga no hacía mas que mirarnos extrañada y yo me ponía nerviosa. Días mas tarde me llamó para decirme que había cogido hotel en la costa y tuve tantas dudas y le dije que no. Pero cuando me llamó la segunda vez se lo comenté a mi amiga Inma y me dijo que por qué no lo intentaba. Que si estaba tan enamorada y me sentía correspondida, ¿por qué no me jugaba la oportunidad y hacía algo yo o me dejaba hacer?

Tenía razón y decidí ir: Hotel El Paraíso. Recuerdo cuando bajé del autobús y vi su mirada de felicidad. Anduvimos un poco e intentaba cogerme de la mano. Cuando cogimos el ascensor pensé que íbamos a hacerlo allí mismo. Es que como si no pudiéramos esperar. Cuando entramos en la habitación, nos tranquilizamos un poco. El se me quedó mirando y me dijo: “Ya te me metiste en la sangre ¿sabes?” Y se rió diciéndome que yo era su droga. “¿No te das cuenta de cómo me traes?”

Yo sólo lo miraba y le sonreía. De pronto se acercó y me besó. Nos miramos a los ojos y sus manos rodearon mi cuerpo en un abrazo desesperado, sin palabras. Nuestros labios se unían en un beso interminable y sus manos acariciándome. Imaginaros lo que pasó después, después nos quedamos exhaustos y nos dormimos un momento abrazados. Él me despertó con besos en la frente, me acariciaba el cuello, el pelo, el cuerpo, y cuando me despertó vi esos ojitos de ternura, incapaz de lastimarme, como un niño grande, por el que sentía amor y deseo. Lo primero que me dijo es que era lo mejor que le había pasado en la vida. Que conmigo se sentía en las nubes y que muy pronto todos se enterarían de lo feliz que era conmigo… me lo prometió. Claro que se enteraron y mi amiga se alegró muchísimo, igual que toda la familia que me querían y me quieren mucho.

De eso hace ya 5 años y seguimos juntos, claro que cada día lo quiero mas y más, soy muy feliz. Él y yo nos casamos en Mayo de 2006, yo con 23 años y él con 25 y fue una boda muy bonita después de tres años de relación. Ahora estoy más feliz todavía porque el 30 de Marzo de este año nació mi niño Javier, un rubio precioso que se parece a su papá y es el muñequito de toda la familia.

Artículos relacionados

20 Responses to “La historia de amor de Belén”

  1. Dios Mio Entre Cartas De Historias De Amor Esta Fue La Mejor TE FELICITO! Ojala Que Me Toque Un Amor Asi ♥ Espero Nunca Me He Enamorado de alguien asi como tu tengo 14 espero hacerlo de la misma manera en que lo hiciste! Hasta La Voy A Imprimir Para Leerla Todos Los dias De Mi VIDA….♥

  2. Katheryne Responder

    oye que linda historia , ahora aprendi contigo que el amor y la pasion son dos cosas que se pueden dar juntas, me alegro que seas muy muy felizzzz

  3. Me pasa algo parecido con un chico que tiene novia pero cada vez que nuestras miradas se encuentran y ella esta ahi es como si nadie más estuviera solo el&yo ser amor cmo el tuyo?

  4. hola me encanto mucho tu historia de amor ojala y yo pronto encuentre al hombre con el que viva una historia tan linda como la tulla y la de tu esposo, yo no e encontrado a un ami media naranja con el que viva momentos maravillosos como los que tu estas viviendo con el, epero pronto encontrar a mi media naranja , les deso mucha suerte que su amor dure toda la vida, creme que nunca avia savido de una historia tan linda como la de ustedes , les deseo toda la suerte del mundo, y a ora se que aun podemos vivir nuestro propio cuento de adas =)!!!!!!!!!!!!!!!

  5. Muchas felicidadez. Tu historia es de lo más romantica, deberias de ser escritora, me envolviste en tu relato, cuando iba a terminar de leer queria que ubiera otra pagina donde continuara la historia, y sabes espero de todo corazon que sean felicez para siempre. que Dios los bendiga a ustedes y a sus hijos, porque creo que a estas alturas tal vez ya tengas otro niño, bueno espero tener una historia de amor tan linda y maravillosa como tu, muchas fellicidades!!!!=)

  6. ay amiga que lindo te felicito y no niego que me da un poco de envidia…. jajaja no es solo que es muy bella tu historia me encantaria vivir una asi que lindo que dios te bendiga y guarde tu felicidad desde honduras te deseo lo mejor besoosssssss

  7. hola que linda historia. me encantó yo me casé a los 15 años muy enamorada, y ya llevo 8 años con él y tengo 3 hermosos hijitos. el amor verdadero es eterno. que dios todos los dias bendiga a tu linda familia. desde florida uruguay mucha suerte.

  8. yesi tzay Responder

    HOLA,,Q LINDA TU HISTORIA DE AMOR,,,ES LO MAS LINDO Q HE LEIDO,,,Y Q BUENO Q TRIUNFO EL AMOR,Y Q YA TIENEN UN FRUTO DE ESE AMOR,LOS HIJOS SON UNA BENDU¡ICION DE DIOS,,DISFRUTA DE TU MATRIMONI Y DE TU HIJO,,YA Q YO TAMBIEN ME CASE A LOS 19 AÑOS,,,Y TENGO 24,,Q T PARECE,,Y SABES Q TENGO UN NIÑO HERMOSO DE 3 AÑOS Y MEDIO,,PERO SOMOS MUY FELICES,,,,,Y Q VIVA EL AMOR

  9. Me encanto tu historia, llena de pasion y sobre todo de amor. Me recuerda mi historia de amor la cual fue más que complicada al comienzo y ahora hace 5 años que estamos juntos, 2 de ellos que estamos casados yo tengo 22 años y él 23. No se puede explicar como se llega a mamar tanto a una persona que te lleva casi a la locura si no esta, soy muy feliz al lado del hombre más maravilloso que pueda haber conosido.

    Te felicito y que seas muy feliz…!!

  10. Hay que lindo !!! Pensaba que no podían existir una historia de amor tan bella !!

    Que seas muy feliz …gracias por compartirla!!

  11. Hola

    que historia tan más linda

    la verdad no sabia que cosas tan lindas podian pasar aun

    No te miento tengo 19 años y para mi el amor es solo un recuerdo para seguri viviendo .. no es algo en lo que creea

    felicidades que lindo que puedas contar una historia

  12. belen:
    me encanto tu historia, es muy linda y romantica sta llena de amor verdadero, lo que s yo en stos momentos mi corazon no sta muy bn. Pero me alegro de que allan luchado hasta star juntos un hijo es el fruto de el amor, yo tengo 21 años y mi pequeño ya cumplio su 1er añito y apesar de que con su papá nos amamos aun no stamos juntos ya que la vida de pareja no funciono por lo mismo me alegro harto por ti por que eres una mujer joven llena de vida y que luxa por lo kre . Felicidades por tu pequeño, que dios lo bendiga al igual que a tu hermosa familia.

  13. DiossS!. K historia tan bellaaA! De verdad.. =)
    Bueno que sean super, hiper felicesS!. =)

  14. ay tu historia es hermosa me encanto y me alegro mucho de que seas tan feliz con el nunca pense que u vieran historias así de lindas y ojala que nunca tengan problemas

  15. hola que tal de verdad que tu historia me emociono mucho , es demasiado linda , no pense que esas cosas podian pasar,,, espero que continuen con ese amor que se tienen ,,,

  16. La verdad me gusto mucho tu Historia y me senti identificada contigo ya que yo estoy viviendo el sueno más maravilloso del mundo al lado de mi esposo con quien cumplo dos anos de casada el 16 de Junio de 2008, pues yo tambien me case bastante joven a los 19 anos, pero soy muy feliz y no me arrepiento de haberlo hecho. Te deseo lo mejor en tu matrimonio y espero que continues asi de feliz. Que Dios te prospere, y te felicito por tu hermoso munequito que te regalo Dios. Besos y abrazos.

  17. alaaaaa!! que bonito!! que preciosa historia , es emocionante , me alegro muxo por ti y que hayas enkontrado al amor de tu vida y que seas tan feliz! lo uniko que kreo eske os habeis kasado demasiado jovenes y tener un hijo , pero weno da iwal , soys muy felices y me alrgro!
    os deseo lo mejor , felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *