Lo siento por los demás, pero es tiempo de luchar por mi amor

Hola. Mi nombre es Carolina. La verdad, mi historia de amor es muy rara, pero me dio mucha nostalgia poder leer historias que quizás ayuden a otras personas a ver lo que el amor puede lograr. Espero que mi historia sea publicada porque puede ayudar a otras personas a que se animen y no renuncien a lo que quieren.

Todo comenzó en mi universidad. Yo estaba muy tranquila, los primeros semestres no quería ninguna relación, puesto que mis anteriores relaciones no fueron buenas. Carlos sigue mi misma carrera. Para el tercer nivel de mi carrera los dos cogimos una materia juntos, no nos conocíamos. Desde el instante que él me vio se enamoró de mí, pero él es tan tímido que nunca se me acercó.

Pasó el tiempo y yo ya no lo volví a ver. La verdad, al principio ni siquiera me había fijado que él se interesó en mí. Al contrario, yo estaba muy feliz soltera. Todo cambio después que de un tiempo yo lo volví a ver en la universidad. Me gustó mucho, pero nunca dije nada. preferí mantenerlo en secreto.

Tenía una compañera en mi clase. A ella le gustaba mucho un chico. Ella me lo contó varias veces y estuvo muy ilusionada con él, hasta el punto que ambos tenían una clase juntos y fue una tarde que salieron entre amigos y ellos se besaron. Ella contó que estaba un poco pasada de tragos, pero es tanto el amor que ella tiene hacia él que lo hizo tan público. Se ilusionó de una manera obsesiva. Yo no sabía que él era Carlos. Para ese entonces lo descubrí. Me dolió mucho porque me gustaba, pero decidí alejarme.

Tuvieron que pasar dos años para yo enterarme por una amiga que él siempre estuvo enamorado de mi, pero nunca me lo dijo. Yo sabía que a mi compañera le gustaba mucho y yo continué con la idea de darle ánimos, que no se rindiera, que luchara por lo que quería sin pensar en que estaba sufriendo por dentro (cabe recalcar que ellos solo se besaron una vez y nunca fueron novios porque él no la quería, el sólo la veía como una gran amiga).

Pasaba el tiempo y ambos sufríamos sin saber que podíamos estar juntos, pero a la vez mucha gente se interponía entre nosotros. Hasta que un día, él me envió una invitación al Facebook. Yo acepté y comenzamos a escribirnos. Todo fue tan rápido: Nos reíamos mucho, conversábamos muchas cosas y ahí fui que decidí aceptar de nuevo el amor a mi vida, aunque tuve que lastimar a muchas personas, sobre todo a mi compañera.

Lo mantuvimos en secreto por la decisión que yo tome de no decirlo a nadie, pero así no funcionó. Las cosas al final se descubrieron. Mi compañera sufrió mucho. Yo sé qué le hice daño, que la lastimé y tan bien por eso me llegué a sentir tan mal, porque yo nunca he hecho algo así. Ella es muy vengativa y trató de decirle a todo el mundo que yo era una malvada y muchas cosas más que hicieron que todas las personas que me llevara ya dejaran de hablarme.

Al principio sufrí mucho, pensé en dejar a Carlos y así fue termine con él. Por pensar más en los demás que en mí. Yo sé que cometí un error, como todo ser humano, que la lastimé mucho, que el amor es así. Tú no escoges de quien enamorarte, pero todo lo malo que hice pagué, porque ella logró que muchas personas estuvieran en mi contra. Hizo todo lo posible para que yo me quedara sola y acepto que me lo merecía, pero yo nunca quise quitarle al amor de su vida. Carlos nunca estuvo enamorado de ella y él habló con ella, le dijo que solo la veía como amiga y que lo que paso entre ellos ese día fue porque estaban pasados de tragos.

Carlos y yo luchamos sobre muchas personas que quisieron dañar nuestra relación, pero seguimos adelante. Yo a él lo amo y nunca había sentido algo tan grande que siento que diosito me quito a muchas personas de mi vida, pero lo dejo a él. Espero que nuestra relación no se dañe y continúe así, aunque tengamos que soportar criticas. Yo renuncié a todo por él, porque lo amo y, en verdad, me enamoré.

Yo pensé que nunca iba a encontrar alguien en mi vida, pero es cuestión de esperar. El amor solo llega a tu puerta y es Dios quien pone a la persona indicada en tu camino. Yo aguanté mucho tiempo, al igual que él, para darnos cuenta que nos queríamos. Aunque dañamos a muchas personas, pero no de mala intención, hoy somos felices y espero que
él me siga queriendo, como hasta el día de hoy me lo ha demostrado.

Hablamos de casarnos y muchos planes que tenemos para el futuro, pero debemos ir cosechando nuestro amor y soportar lo que venga para luchar juntos por lo que queremos. Lo siento por las personas a las que les hice mal, pero era tiempo de que yo luchara por mi amor. Siempre estuve pendiente en que los demás fueran felices que yo nunca lo fui. Por primera vez en mi vida siento que lo soy. No sé cuánto dure si seguiré con él o no, pero lo que sí sé es que vamos a luchar juntos para que esto no termine nunca.

Traten de luchar siempre por lo que quieren con toda el alma y nunca escondan una relación como yo lo hice. Eso estuvo mal porque a la final la verdad siempre sale a luz. No me arrepiento de nada porque descubrí el amor, pero sí le pido a Dios que me perdone por el mal que he hecho a otras personas. Espero que mi historia les permita luchar por lo que quieren y nunca rendirse.

Artículos relacionados

3 Responses to “Lo siento por los demás, pero es tiempo de luchar por mi amor”

  1. me encanto tu historia, pero aveces las cosas se colocan difíciles y aunque quiera no podre Luchar por mi amor.

  2. creo que haz sido valiente al defender ese amor, porque como dices uno no elige de quien enamorarse y si uno sigue pensando en los demás no lograremos ser feliz

  3. muy buena tu historia mi historia muy parecida a la tuya en todos los aspectos, la u el año que estubimos juntos todo todo, la unica diferencia es que a la persona que lastime no era mi amiga, ya llebo 2 años con mi novio, hemos luchado muxo y seguiremos luxando por este amor,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *