Los padres de mi novia no me dejan verla

Esta es la historia de un joven de tan solo 18 años de edad. Un joven conoce en su liceo a una joven de primero medio. Se molestaban en los recreos, se gritaban tonterías y se reían juntos. Este joven le fue gustando a la joven cada vez más y se fueron haciendo mejores amigos. Después el joven le dijo que el sentía cosas por ella y ella no los sentía por el. A ella le empezó a gustar a otra persona y se puso a pololear y él, como derrotado, se fue a un lado, no hablo con ella por varios meses. Él empezó a hacer su vida y ella la suya.

Pero una noche el pensó mucho en lo de apartarse de ella y dijo que podía conquistarla. Al día siguiente el se metió al chat y empezó a conversar con ella. Nuevamente se hicieron amigos, pero ella presentía que todavía el tenia sentimientos fuertes hacia ella. Él le decía que no, que se ya quedo en el pasado, pero la realidad era otra. Él sentía cosas por ella como nunca, se hicieron muy buenos amigos y un día él le dijo que le gustaba y ella no admitía lo que sentía muy dentro de ella. Él cuando se iba de su casa, ella quedaba pensando en el, las cosas que hicieron en el día y todas las cosas que se contaban.

Un día en la mañana, el joven encendió su computador y tenia un mensaje de la joven declarando las cosas que sentía por el, y el se puso feliz como un niño chico. Las cosas se fueron dando de a poco, porque ella era tímida y el en esos casos puntuales también era un poco tímido Ellos estuvieron juntos y fue una muy bonita relación, aunque él era un poco ambicioso porque le gustaba ganar todo y ese fue su defecto. Ella era perfecta, le perdonaba sus cosas, sus impuntualidades, pero a el le molestaba que siempre tenia que ir a verla y ella nunca podía o también salían y no la dejaban, pero a el no le importaba tanto ese tema porque el la amaba y ella a el.

Después que llevaban 4 meses y medio, ella le invito a un matrimonio y el iba a ir hasta que dos horas antes del matrimonio el tubo un problema con su padre muy fuerte y el se mando un condoro, no le avisó que no iba a ir, se fue de Santiago y ella llamó a su casa y su madre contesto diciendo que se tuvo que ir por cosas no importantes. Pero fue culpa del joven y los padres de la joven no se lo perdonaron, porque fue la gota que rebosó el vaso. Él era un poco impuntual y eso les molestaba a los padres y a ella. Cuando volvió a Santiago hablaron los dos, él le pidió perdón porque no era justificable aunque igual fue fuerte el tema, pero no se justifica no haber llamado. Ella lo disculpó en parte, pero los padres de ella le dijeron que no se acercara porque lo iban a demandar por los malos ratos y le iban a poner una denuncia porque el era mayor de edad y ella menor de edad y la joven quería estar con él a pesar de todo. Pero él no se acercó por que lo iban a denunciar no, él no se acercó porque las mas perjudicada iba a ser ella y el no quiere hacerle daño, sólo amarla en silencio. Pero algunas veces se ven y el quiere que pasen dos años para que ella cumpla los 18 años de edad y estar con ella y así no tener problemas con la justicia y tampoco con la familia. El joven hará su vida y ella la suya pero él la esperará y después la buscará…

Todo esto va a que el amor no tiene limites. Sí puede tener tropezones y desilusiones, pero si uno quiere estar con una persona y la ama con ansias no te des por vencido nunca. Él está esperando a que pase el tiempo para estar con ella, no le importa nada mas que ella. Ella tocó su corazón como ninguna otra lo había tocado y fue la primera vez que pololea con alguien. Daría lo que fuera por ella, que estuviera contenta y la quiere ver feliz. Es mi historia.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *