Love Story

Siempre he sido una chica con problemas existenciales y de baja autoestima. Mi historia comienza cuando había decidido por fin hacer algo por mi vida, es decir abrir los ojos hacia lo maravilloso que me esperaba en el futuro si yo decidía ser feliz de corazón y para ello debía levantarme y abandonar ese sentimiento de necesidad enfermiza hacia una persona con la que había durado casi un año de relación codependendiente. Así que decidí comenzar de nuevo a rehacer mi vida, retomando mis amistades y abierta a hacer nuevas, por lo que un día acepte una salida con un amigo a un parque muy famoso en mi ciudad; ahí nos reuniríamos con más personas con gustos afines a nosotros quienes solían llamarse un club.

Total que llegué tarde como es de mi mala costumbre y preocupada porque no encontraba a mi amigo por ninguna parte, realice una llamada a su teléfono celular; al contestarme me dio su ubicación, que realmente no se encontraba lejos de ahí y contenta me dirigí hacia ese lugar. Al entrar al establecimiento, sorprendida vi que era un club muy numeroso y al instante me puse nerviosa, pero aún así me dije mentalmente “¡Vamos! Da tu mejor esfuerzo en dejar tu timidez de lado”. Trate de saludar a todos de una manera amable, antes quizá hubiera preferido no saludar a nadie solo a mis dos amigos conocidos.

Me invitaron a sentarme con ellos a la mesa y yo realmente me puse muy feliz por ese gran paso que había dado, me pareció que de verdad podría encajar y sería algo muy bueno para mí y mi nueva vida…

Después de presentarme, comenzaron a bromear y a platicar sobre una colección de videos que se encontraba en una página prestigiosa de Internet, y me preguntaron: “¿la has visto?” puesto que vieron mi cara como de desconcertada, como si no supiera de que hablaban, por lo que les respondí: “He visto algunos de esos videos pero del que están hablando no” y fue cuando la habitación se iluminó (jamás olvidaré ese instante) al virar mi cabeza después de escuchar un: “Yo lo tengo en mi celular, si quieres te lo puedo mostrar”.

Vi todo en cámara lenta y detalladamente: Sus ojos tan llenos de vida que me flecharon, su dulce voz y esa encantadora y gentil personalidad de verdad me cautivaron.

Obviamente le respondí inmediatamente pero con un tono tímido así como él gentilmente: “Claro. Muchas gracias”.

Pero como estaban mis nervios a flor de piel comencé a actuar atolondradamente y realmente no podía poner a reproducir el video porque no le entendía a su celular, quizá en mí estado “normal” lo hubiera podido resolver sola pero al verme en dificultades me dijo: “¿te ayudo?” y le dije “gracias”. Cuando comencé a verlo, no podía escuchar nada. Así que le mencione que sería mejor si me lo pasará a mi celular para poderlo escuchar con mis auriculares. Pusimos en conexión a nuestros teléfonos y recibí el archivo y pude verlo al fin tranquilamente y sonreí cuando terminé de verlo. Después de eso no volvimos a hablarnos pero estoy segura que nos volteamos a ver discretamente sin que el otro se diera cuenta, durante todo el día restante…

De mi parte, cuando salimos de ese establecimiento y regresábamos al parque lo observé y sonreí a mí misma, por la dicha de conocer a alguien tan encantador. Pero guarde secretamente esos nuevos sentimientos que recién habían nacido en mi corazón, pues pensé creo que difícilmente lo volvería a ver.

En el parque siguieron las pláticas, risas y juegos entre todos, y ya casi para irnos se les ocurrió maquillar a los chicos sus labios con mí labial rojo. Era un juego de cazar a las presas y maquillarlos a la fuerza, eso lo hacía divertido. Realmente me sacó muchas risas y coopere con las chicas del club para capturar a las victimas una por una cuando estuvieran desprevenidos, cuando tocó el turno de mi nuevo amor sin nombre… Sólo observe, me paralice, no pude reaccionar y me sorprendió cuanta gentileza más poseía, al ver que cooperó sin resistencia y me dije: “que tierno es”.

Cuando terminamos con el juego comenzaron a mencionar que querían ir a unos helados y que como miembro nuevo oficial, yo tenía que probarlos. Todos habían tenido uno de iniciación y yo no sería la excepción. Así que nos despedimos de quienes no nos podrían acompañar y realmente no entendía la situación deseaba que él fuera con nosotros pero al ver que cruzo la avenida hacía el otro lado del parque mi ilusión se rompía en pedazos y me decía “no deberías ponerte triste, sabes que sucedería esto”, no lo volverás a ver, así es mejor, sigue sonriendo. Pero lo voltee a ver mientras se alejaba con su pequeño amigo y de nuevo mencionó que estoy seguro el hizo lo mismo conmigo.

El resto del día no tiene relevancia pero cuando me marchaba al fin a mi casa me convencí de que quería asistir a cada una de sus reuniones, quizá ahí lo volvería a ver, algún día.

Pasaron días, quizá un mes y un día de la nada así de repente veía a alguien que no había visto antes en mi lista de contactos del chat, pero no le tome importancia, no le preguntaría quien era por lo mismo de que soy un poco antisocial. Y así siguieron pasando días pero seguía intrigada y justo el día que iba a decidirme en hablarle él lo hizo. Y estuvimos platicando toda la tarde acerca de quienes éramos, lo típico, nombres, edades, de donde habría salido tal conexión, y ambos muy sorprendidos caímos en la cuenta de que se trataba de la persona que nos había robado el corazón aquella vez y pronto comenzaron a externarse los sentimientos y palabras dulces, dejando entrever que de verdad nos gustábamos mucho y queríamos iniciar una relación.

Él, eufórico, no quería dejar pasar un instante y se me declaro por esa vía pero yo le dije que compartía esa alegría y esos deseos con él pero que lo quería ver y que fuera personal. Todo eso sucedió un jueves y pusimos de fecha nuestro inevitable y muy esperado reencuentro para el domingo. Pero al día siguiente temprano al vernos de nuevo en línea me suplicó vernos ese mismo día y accedí emocionadísima. Quedamos de vernos en el mismo parque donde nos habíamos visto antes. Llego la hora, pero cuando llegue no lo podía ubicar por lo que recurrí al celular, le marqué y me colgó, me quede desconcertada y mientras volvía a intentar llamarle alguien se paraba justo a un lado de mi y trato de hablarme al oído pero voltee antes de que pudiera hacerlo y juro que casi lloro de la emoción que recorría mi cuerpo. Lo abrace inmediatamente y le dije que me asusto, se disculpo y me llevó hacia un árbol donde se encontraba otro amigo del club y lo salude también y cuando se fue nos sentamos bajo un árbol y recuerdo que no dejaba de mirarlo a él completamente y a sus bellísimos ojos hipnotizantes. Y me sentía sonrojar, pero llenísima de felicidad, quería besarlo, quería entregarle en cada abrazo todo lo que sentía por él, todo ese hermoso sentimiento que ya se había apoderado de mí. Pero lo notaba nervioso por lo que no lo presioné.

Después esperamos a su hermana y a su novio para que me conocieran y nos llevaron a un café bar. Yo estaba en trance, juro que no podía ver a nada más que a él y no dejaba de sonreír y tomar su mano y besarlo tan amorosamente y apasionadamente. Ya casi para llegar a mi casa llegamos a un parque y vimos las estrellas abrazados bajo un árbol mandando deseos de que esto fuera eterno…

Y lo demás es historia… Todo terminó trágicamente por mi culpa por esos estúpidos problemas de autoestima e inseguridad, de guardarme todo y no decir cuando sucedía algo que me hacía sentir mal y le rompí el corazón… Regresando a esa otra relación enferma que se supone jamás regresaría, pero todo fue para aprender y crecer, y aún hoy digo que no me arrepiento de nada, a pesar de haber “perdido” a quien sigo repitiendo hasta el cansancio que fue, es y será para siempre El amor de mi vida.

Gracias pequeño por haberme dejado conocer ese hermoso sentimiento profundo y real que le llamo amor. Espero que un día nuestros caminos se vuelvan a unir, porque aún estando relativamente cerca e intentando reconstruir primeramente una amistad donde intervienen personas envidiosas cizañosas que se decían ser mis amigos y me hacen ese sueño casi imposible y primeramente esa amistad que está en peligro de morir… Yo sigo y seguiré luchando por ti hasta el final, nunca me rendiré y espero un día perdones a esta chica que te ama con todo el corazón y encuentres esa luz que te vuelva a regresar a mi para poderte hacer feliz como te lo mereces y siempre lo has merecido por ser tan bello como eres. Quiero merecer tu amor a pesar de mis errores… Donde quiera que te encuentres siempre te amaré.

Artículos relacionados

8 Responses to “Love Story”

  1. Es una historia muy tierna. Se nota que te quiere y quiere intentar algo bonito contigo, vamos inténtalo, no temas a arriesgarte, yo sé que no es nada fácil, a mi también me ha pasado, que me dá miedo intentar cosas nuevas, pero si ya viviste algo bonito con él, olvidate de ese amor enfermizo del que hablas porque no te hace nada bien y sé que es dificil pero no es imposible, si lo quieres lo puedes lograr, y a todas esas personas envidiosas, alejalas de ti, y no caigan en sus trampas, solo su mal
    que Dios te bendiga y te brinde mucha suerte
    me gustaria mucho que me respondieras y nos dijeras que tal te ha ido

  2. si realmente es tu alma gemela, podes tener la seguridad de que se volveran a encontrar. la chica que yo creia que era el amor de mi vida me rompio el corazon y aun asi se que vamos a volver. solo confia y no cometas dos veces el mismo error. saludos y abrazos y ve por lo que en verdad amas…

  3. Yo creo que desbes darle tiempo al tiempo , y que sanen esas eridas con el tiempo te daras cuenta si de verdad sentias amor o era una obsesion con ese chico SUERTE”

  4. Hola me gusto mucho lo que escribiste, es emocionante!
    te comentare que también tengo un blog donde plasmo ideas parecidas, similares donde también hablo del hecho de ser mujer y lo fuertes que somos me encantaría poder recomendar tu blog y tu el mio se de personas que les interesa estos temas, espero estar en contacto. GRACIAS Y SUERTE 😀

  5. pues miraa yo lo que te aconsejo que si el es para ty ya veras que el volvera pero si no lo es dejlo ir y no agas más grande las cosas…

  6. bueno segun lo que leo me parece que las sensaciones que sentiste fueron cosas que creo que nadie lo eexplica estan corto el amor y tan largo el olvido se que cometemos errores pero siempre hay una segunda oportunidad no dudes del amor que sientes por el por que se que el no te a olvidado

  7. Yo soy recontra antisocial, incluso peor que tu.
    Y tambien creo que por eso no tengo a nadie conmigo. Aunque no me desespero y espero que alguien me pueda comprender tal y como soy.

    Ojala que regrese contigo, te deseo mucha suerte 🙂

  8. hola mira lei tu historia de la cual me es muy emosionante y lindo pero sabes te doy un consejo siento que tu amor que sientes por ese chico es muy enfermiso deja que las cosas pasen por pasar no exijas nada trata de tomar las cosas con calma y esa relacion ya se rompio trata de dejarlo todo ahi y cerrar ese capitulo suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *