Me exijo olvidarlo

Hola. Me llamo Paola y ésta es mi historia.

Estaba cursando mi ultimo año de preparatoria. Yo pensaba que el ultimo año era el mejor, el inolvidable, que me iban a pasar muchas cosas, pero jamas me imagine que entre esas cosas iba a saber lo que es sufrir por amor. La persona que me quitara el sueño, la persona que me hipnotizara cuando me viera a los ojos, etcétera (el amor de mi vida).

Me enteré que había entrado un chavo nuevo,que era muy guapo, fuerte y sexy, mas no le tomé mucha importancia. Entonces, el día que lo conocí fue un viernes. Yo ya iba bastante tarde para mi siguiente clase, iba por los pasillos casi corriendo, tenia mucha prisa y de pronto choco con alguien. Todos mis cuadernos salieron volando, yo estaba que me moría de la pena y al alzar la vista me di cuanta que era él. Me ayudó a juntar mis cosas, me pidió disculpas, me dijo su nombre (Carlos). Tenía muy bonitos ojos y una sonrisa encantadora.

Bueno, a partir de ahí empezó todo. Me invitaba a salir y yo con gusto aceptaba sin pensarlo dos veces. Poco a poco me fui enamorando de él. Mis amigas me decían que tuviera cuidado con él, que el poco tiempo que tiene aquí ya tenia mala fama de jugar con las mujeres… Pero a mí no me importaba eso.

Yo estaba profundamente enamorada de él (lo sigo estando), pero pasaron tres meses y yo ya estaba mas que enamorada. Él era todo para mí y aunque no éramos nada ya nos besábamos, nos abrazamos, prácticamente eramos como novios… pero no lo éramos.

Un día, así de la nada, me dejó de hablar, me dejo de buscar… y prácticamente éramos como unos completos desconocidos. Él no me hablaba, yo no le hablaba y un día yo me decidí a averiguar qué había pasado, qué había ocurrido. Y me enteré -no, no me enteré, lo vi con mis propios ojos- que él ya tenia a otra. Cual eso me partió el alma el mil pedazos y lo que mas me dolió es que el fue todo para mi y yo no fui nada para el.

Él ya actualmente sigue con la otra y yo sigo sin poder olvidarlo. Aunque mis amigos me dicen: “ya, olvídalo, no vale la pena, no puso apreciar lo que tenia”. No es fácil todo lo que vivimos. Todo se fue a la basura y ahora me exijo a mi misma: “Tienes que olvidarlo”. Es difícil y yo sé que el muy, pero muy en el fondo de su alma, siente lo mismo por mi. Yo lo sé, lo siento, es instinto de mujer. Y más porque lo sigo amando.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *