Me gustas mucho

Llegué a la escuela. Como casi todas las veces llegue primera, pero no llegaron mis compañeros como de costumbre, sino que llegó primero él.

Yo estaba leyendo el libro y escuchando música en mi celular cuando noto que se abre la puerta de la sala. Y entra él. Nerviosa y sin saber que decir lo saludo con la mano y él me lo devuelve. Sin saber que hacer, pauso la música, me saco los audífonos y le pregunto por su tobillo torcido. Él con una humilde sonrisa me dice que no es nada grave y que no me preocupe.

Sin saber que hacer me levanto voy hacia él y me agacho a ver su tobillo a lo que él me dice de nuevo, que no me preocupe, que no es nada grave. Yo, torpe y sin saber que hacer me quedo ahí. Me toma de la mano, me levanta y me dice mirándome a los ojos:

-No es nada grave…

A lo que yo, por la diminuta distancia de estar juntos, me pongo roja. Él se da cuenta y también se pone rojo. De improvisto llega un compañero a lo que nos alejamos rápidamente.

Ya era hora de almuerzo. Yo por estar leyendo el libro y escuchando música no me doy cuenta y sin previo aviso me quede totalmente sola en la sala.

Rápidamente trato de sacar mi almuerzo e irme a almorzar, a lo que llega él y cierra la puerta con pestillo. Me dice con nerviosismo que me siente, a lo que yo tímidamente me siento en mi puesto.

Él acercándose con timidez se sienta y me dice que tenemos que hablar. Yo, confundida, nerviosa e inquieta no digo nada y todo se queda en silencio por varios segundos. Él, rompiendo el silencio, me empieza a hablar y me dice que cuándo hay prueba, a lo que yo algo desilusionada y confundida le digo… que, luego el me interrumpe y rápidamente me dice:

-Es broma. Quería decirte que me gustas mucho…

Luego de esa frase sin previo aviso se acerca a mí y me da un tímido beso en los labios.

Rápidamente saca sus labios y con una tímida mirada hacia abajo y con el rostro en rojo se levanta y se dispone a irse.

A lo que yo me paro y le detengo tomándole la mano y diciéndole con la vista hacia abajo y sonrojada: “Tú también me gustas”, poniéndome de puntas y dándole otro cálido beso.

Luego de eso los dos nos separamos nos miramos a los ojos y sonreímos al mismo tiempo.

Artículos relacionados

One Response to “Me gustas mucho”

  1. Me gusta mucho tu historia. A mi me paso algo muy parecido a lo que te paso a ti. Espero que el te ame a si como tu lo amas a el.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *