Historias de amor

Mi primera relación seria

Estaba en tercero de ESO cuando le conocí. Teníamos 15 años y, a pesar de que venia a mi instituto, era de otro pueblo. Sinceramente, cuando le vi me llamo mucho la atención. Tenía unos ojos oscuros preciosos.

Ese año yo empecé el curso una semana mas tarde porque había estado de vacaciones, así que no conocía a los alumnos nuevos, aunque me daba mucha vergüenza. Durante la clase de religión, estuve hablando con todo el mundo y todos me cayeron bien, excepto él, que estuvo toda la hora callado, apartado del resto, escuchándonos mientras escuchaba musica. Sus amigos no estaban en esa clase y ni siquiera se esforzó en hablar con nosotros, después de todo eramos sus nuevos compañeros.

A mí no me caía bien por ignorarnos de esa forma y con el paso del tiempo llegue a odiarlo. Los primeros días tenia vergüenza, pero después vimos que era gracioso, irónico y deportista, pero hacia unas bromas muy pesadas y se metía con todo el mundo. A mi me ponía furiosa y me daban ganas de darle una bofetada muchas veces.

Sin embargo, durante un verano empezó a cambiar. Nos fuimos haciendo amigos y deje mis prejuicios a un lado. Él seguía siendo igual, pero mas maduro. Es difícil de explicar. Todos me decían que le gustaba y esto hizo que empezase a verle con otros ojos. Incluso me llegó a gustar realmente… Pero yo me di cuenta de que a el le gustaba mi mejor amiga, así que deje mis sentimientos a un lado e intenté que estuviesen juntos.

Salieron un tiempo, pero para ella solo era un capricho y a él le gustaba mucho. Para él la ruptura fue horrible y lo pasó muy mal porque mi amiga no le dio una razón seria para dejarlo. Ella no quería reconocer que fue su capricho de verano.

Durante ese verano el y yo nos hicimos muy buenos amigos. Comenzamos a hablar todos los días, incluso varias veces al día, algunas veces de tonterías y otras veces de cosas serias o casi. Ese verano fue horrible para mi por muchas razones, pero él era el único que me arrancaba una sonrisa.

Ese año comenzaba segundo de Bachillerato y el primer día fue cuando lo volví a ver. Estábamos en la misma clase y el mismo bachillerato y ese día decidimos salir a comer todos juntos, aunque finalmente comimos solo mi mejor amiga que se llevaba bien con él a pesar de la relación fallida, el y yo. Yo me sentía totalmente fuera de lugar, ellos hablaban de cosas suyas y yo me sentía muy incomoda.

Cuando terminó el día y durante las siguientes semanas estuve convencida de que a él le seguía gustando mi mejor amiga. Durante las primeras semanas de curso nos hicimos cada vez mas cercanos y entonces empecé a hablarle de un chico que me gustaba muchísimo, tanto que llegué a pensar que estaba enamorada de ese niño. Sin embargo, a él nunca le dije el nombre de ese niño, ya que no lo conocía.

Un día que yo estaba súper mal por ese chico, él me consoló y me dijo que me entendía perfectamente ya que a el le gustaba muchísimo una chica, pero estaba seguro que ella no sentía lo mismo. Como me moría de curiosidad intente adivinar quien era, estuve hasta muy tarde presionándomelo para que me lo dijera y finalmente me lo dijo. Yo era la chica que le gustaba. Me quedé de piedra. Estuve 10 minutos preguntándole si era una broma y que si lo era que parase ya, pero cuando le hice confesarlo, empezó a contarlo todo sin parar y cuando digo todo es, todo lo que le gustaba de mi, que se dio cuenta de que le gustaba el día que comimos con mi mejor amiga, que ya antes pensaba que era atractiva, etcétera.

Al día siguiente en clase intentamos hablar del tema, pero fue casi imposible. Me dijo que quería tener algo serio conmigo, pero yo me negaba. Después de todo yo me había obligado a verlo como amigo. Me gustaba muchísimo otra persona y no sabia si el me gustaba, y después de todo lo que había sufrido no quería hacerle daño. Así que me negué. Dije que si hacia falta dejaríamos de hablar tanto como antes, y de ser tan amigos, pero en mi corazón sabia que no quería, que no podía.

Durante 2 semanas estuvimos medio tonteando, él insistía e insistía y yo me negaba. Aunque reconocí que él me gustaba, sentía que me gustaba mas el otro chico. Aun así me deje querer. Yo lo había pasado mal con el amor y le necesitaba realmente, tanto como el me necesitaba a mi.

Un día decidí que no podía. ser tan egoísta y que debía terminar con todo este tonteo, y se lo dije. le costó, pero ese día decidió tirar la toalla. Al día siguiente el era la persona mas triste que jamas había visto en mi vida y yo solo quería consolarle y darle un gran beso. Estuve toda la mañana pensando en ello. A ultima hora nos quedamos solo en el aula, nos miramos, el se acerco pero no terminaba de dar el paso, así que me arme de valor y le besé. Y cuando termine solo tenia ganas de volver a besarle, pero casi nos pillan nuestros amigos y no quería hacer publico algo que ni siquiera sabia que era.

Estuvimos una semana besándonos en secreto, diciendo, el ultimo beso y nos olvidamos el uno del otro, y después añadíamos, ha sido muy corto, no vale.

Hasta que un día decidimos que debíamos estar juntos. Nos gustábamos muchísimo y yo había olvidado a ese chico. Empezamos a salir y hasta día de hoy, sigo con el. Casi un año después, y parece que va para largo. Jamás había tenido una relación seria y no quería tenerla, pero con él podría estar el resto de mi vida.

Artículos relacionados

3 Responses to “Mi primera relación seria”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *