Nada tiene sentido sin él

Todo empezó un 29 de mayo, cuando una amiga me pidió que la acompañara a ver una banda, en la cual cantaba su novio. Yo, sin otros planes en mente, cansada de la rutina y destrozada por la separación que había tenido esa tarde con quien yo pensaba que era el amor de mi vida, no dude en aceptar su invitación.

Llegamos al lugar, la banda empezó a sonar y todo marchaba bien, estábamos disfrutando… En un momento de la noche, me dirijo hacia al baño, que estaba ubicado al costado, pero más al fondo del escenario. Cuando regreso, al pasar por el lado de los músicos, observo al bajista de la banda, y sucedió un instante que pareció eterno, nuestras miradas se cruzaron, una mirada que decía miles de palabras a la vez, que tratábamos de expresar, pero se nos mezclaban en la cabeza, y fue eso, solo una mirada.

Al terminar el show, fuimos hacia donde estaban los integrantes de la banda. Allí fui presentada como la amiga de la novia del cantante y en el momento que saludé al famoso bajista, esa conexión que había sentido en la mirada, había desaparecido. Desilusión, pero alivio a la vez. No estaba preparada para una nueva historia de amor.

El tiempo pasó, yo seguía en la mía, viviendo para mis amigas y mi formación, extrañando aquel amor, pensando que ese adiós terminaba con mi vida, que no podía estar ni un segundo más sin él, pero no podía hacer nada para recuperarlo. La tristeza vivía en mi, el dolor se volvió venganza, abundaba el rencor y el odio…

Hasta que el 20 de junio, nuevamente mi amiga me invita a ver a La Gangosa. Aquella noche la había pasado bien, me había gustado la banda, así que, ¿por qué no ir? Y sin duda, la noche estuvo espectacular. Cuando el show terminó, nos fuimos a bailar, y fue ahí cuando, por primera vez, establecí una conversación con Pablo, el bajista. Hablábamos de la vida, nada en particular.

Llego la hora de irse, mi amiga me llevaba a casa. Estaba llegando cuando suena el celular, ¿quién era? Pablo, quien le había pedido el número al cantante, para poder comunicarse conmigo. Me pidió que nos viéramos y, a pesar de que era tarde, acepté… Fue loco, no dudamos en irnos directo a un hotel, me entregué a él, lujuria, placer, sin amor.

Sin duda pensé que fue solo una noche, que había sido un desliz, y continué con mi vida. Sin embargo, me seguía hablando con él por mensajes de texto, pero solo pensaba en mi ex amor, no quería saber nada con un romance, estaba muy dolida.

Una semana después nos volvimos a juntar, pero como la primera vez, para mí solo había sido una noche de locura, para pasarla bien, pasar el rato. No había en mí sentimientos hacia él, solo el deseo de tenerlo en la cama, no podía pensar en otra cosa, ya que con él de 34 años y yo solamente 18, no podía existir amor.

Cabe reconocer que me gusto la idea de tenerlo como un amante, que de vez en cuando nos veíamos y nos entregamos al placer, y así hubo varios encuentros.

La cosa se fue volviendo más seria, cada vez nos veíamos más seguido, la pasábamos bien, compartíamos risas, alegrías, anécdotas, historias del pasado. Los momentos a su lado eran maravillosos, me hacían olvidar de todo, solo existíamos nosotros dos, lo demás siempre estaba de más, no existían problemas, ni malas ondas.

Él es separado, tiene una hija, pero no lo veía como un obstáculo, era algo totalmente entendible. A pesar de mis celos, entendía la situación, y me sentía capaz de soportarlo. Trajo algunas complicaciones a la larga, pero eso era lo de menos.

Sin duda me hacía sentir bien, de alguna forma me llenaba y poco a poco logró que saque de mi cabeza a aquel viejo amor, reemplazando ese lugarcito él. Empezó a entrar en mi corazón, nunca nadie antes me había tratado como lo hacia él, era tan tierno, dulce, me terminó por conquistar.

Logró sacar de mí sentimientos ocultos, lo amaba sin medidas y como nunca antes, yo estaba segura que este amor era correspondido, que no me estaba equivocando, que el sentimiento era real.

Todo marchaba perfectamente, hasta que se me vino el mundo abajo cuando mi mamá se enteró de la edad. No quiso saber nada con que siga con él, empezó a ponerme trabas para salir, se nos empezó a complicar vernos durante la semana, tuve que acudir a la mentira, no iba a dejar de verlo, nos amábamos demasiado.

A medida que pasaban los días, yo sentía que lo amaba más y más, empezaba a soñar con un futuro junto, sin nadie que intervenga entre nosotros, sin que nos juzguen por amarnos tanto.

Teníamos nuestros encuentros prohibidos, disfrutábamos siempre estar juntos, nos entendíamos bastante bien, y a pesar de que teníamos nuestras discusiones, que me partían el alma en dos, arreglábamos las cosas cuanto antes, no aguantábamos estar el uno sin el otro. Sentía que si lo perdía, me moría, se había convertido en mi todo, y no podía estar sin él, lo amaba.

Más de una vez pensé que estaba loca, ciega. Varias personas ponían en duda mis sentimientos, decían que era difícil una relación así, que a la larga me iba a dar cuenta que la edad iba a influir y que no me jugara por un amor así. No sé si por ciega o porque realmente lo sentía así, yo apostaba todas mis fichas por él. Tenía mis miedos, inseguridades y desconfianzas, pero el amor que sentía hacia él era mucho más fuerte, y en el fondo tenía la esperanza de que algún día, esos comentarios y malas ondas se iban a terminar, que iba a llegar el día en que podamos estar juntos en paz, y sentía que no estaba tan lejos, me llenaba de fuerzas.

Un día tuve una discusión fuerte con mi mamá, ya que ella había descubierto que yo seguía saliendo con Pablo. Sentí que era el momento justo para aclarar las cosas y le puse bien en claro que yo no iba a dejar de verlo, que lo amaba de verdad y no quería perderlo, que lo tenía que aceptar, porque iba a ser así, pero no hubo comentarios de su parte.

Sin embargo, después de esa pelea, las cosas cambiaron bastante. Cada vez que mi novio me venía a ver, yo le decía la verdad a mi mamá y no había un no como respuesta.

Se acercaban las vacaciones, en las cuales yo siempre me voy a mi casa de campo y no vuelvo por mucho tiempo. Sentimiento de angustia me venían al alma, pensar que no iba a verlo por meses. Pero un día se nos ocurrió una idea: El 31 de diciembre, después del brindis de las 12, Pablo fue a mi casa de campo, en donde estaba reunida gran parte de mi familia, con unos amigos, y fue ahí cuando conoció a mi mamá, entre risas y charlas, la noche fue pasando y pareció que le agrado.

Durante todo el mes de enero, mi novio me visitaba en Cuesta Blanca. Pasábamos días maravillosos a orillas del río, con mi familia, risas y salidas, cuando podía se quedaba a dormir y podíamos disfrutar más tiempo juntos, compartíamos todo.

Fue ahí cuando mi vida dio un giro, mi sueño se estaba volviendo realidad, él estaba siempre ahí a mi lado y no había nadie que se oponga a eso, éramos muy felices.

Juro que la alegría que me causo todo eso era inmensa, nunca jamás había sentido algo similar, poder decirles a todos que lo amaba con toda mi alma, gritarlo y sentirlo con libertad, era lo mejor que me podía haber pasado en la vida, además de conocerlo a él.

Cada día el sentimiento en mi corazón crecía más y más, él era a quien tanto yo había esperado toda mi vida, el hombre de mis sueños, quien me hacía sentir mujer, única y amada, con quien podía compartir todo de mi y él todo de él, cada momento a su lado parecía mágico, me sentía en las nubes, nunca imaginé que algún día podía conocer este sentimiento, un amor verdadero, puro y natural.

Él vivía en cada parte de mí, se convirtió en mi todo, no podía vivir sin él. Y cuando no estaba a mi lado, su perfume seguía en mí latente, lo podía sentir acariciándome.

Los meses pasaban, y día a día estábamos más unidos. Tuvimos la oportunidad de convivir un mes, ya que mis padres estaban de viaje, y fue la experiencia más linda. Poder compartir todo con él, dormir todas las noches a su lado, sentir su respiración, su calor, abrazados despertar y ver esa carita tan tierna por la mañana. Mis días empezaban con muchas más ganas… Sus caricias eran perfectas, me transmitían seguridad y tanta calma.

Mi cabeza ya no pensaba en otra cosa que no fuera él, soñaba con toda una vida a su lado, regalándonos sonrisas y alegrías a cada segundo, viviendo el uno para el otro, imaginaba como seria nuestra familia, con dos bellos hijos, un hermoso hogar, súper felices y amándonos hasta el final de nuestros días. Ya no había palabras que describieran todo lo que sentía por él, mi corazón latía gracias a su amor, y yo no era nadie si él no estaba a mi lado… Era la otra mitad que estaba faltándole a mi vida.

Yo sabía que este amor era real, lo sentía en el alma, y además de mis miedos e inseguridades, no quería bajar los brazos, prefería arriésgame, que perder la oportunidad de ser feliz una vez en mi vida. Por él aprendí a bajar la cabeza, a dejar el orgullo a un lado y jugármela completamente por este amor… Sabía que valía la pena y jamás me arrepentiría.

Pasó un año y seguíamos juntos, cada vez el amor era más intenso, y disfrutaba cada segundo a su lado, ya no podía estar separada de él ni un minuto, se me hacia indispensable su presencia, esto de convivir cada vez que mis padres se iban de viaje, hacia que me malacostumbre y cada día aumentaban mis deseos de irme a vivir con él e ir formando esa familia que tanto soñaba.

Al tiempo tuvimos una fea discusión, en donde parecía que era el fin de esta historia, y ahí casi me morí. Sentí una angustia en el alma, destrozada lloraba y no sabía qué hacer, más que explicarle que no quería perderlo, que sin él no era nadie, que lo amaba con el alma y que intentemos una vez más. No me imaginaba la vida sin él, ya formaba parte de todos mis sueños. Por suerte todo se solucionó y seguimos juntos.

Teníamos nuestras dudas. Él me planteaba que tenia miedos, inseguridades, pero yo apostaba por este amor, le tenía fe a lo nuestro… Yo estaba totalmente segura de lo que sentía por él y, a pesar de que las cosas no se nos estaban dando de la mejor manera, yo sabía que íbamos a salir adelante. El amor era más fuerte, y yo era capaz de cualquier cosa con tal de no perderlo, de que se fuera de mi lado.

Sin embargo, parecía que la vida estaba en contra nuestra, las discusiones seguían, y cada vez más seguidas. Algo estaba pasando, pero nunca entendí que nunca hubiera una explicación coherente de su parte, él decía que estaba cansado por el trabajo, y por sus problemas personales, pero en vez de disfrutar el tiempo juntos y despejar un poco la cabeza, la mala onda seguía presente y la trasmitía a la relación. A mí no me hacia bien la situación, todo lo contrario, sentía que ya no lo podía hacer feliz, que estaba de más en su vida, y mi ánimo andaba por el piso…

Traté más de una vez ponerle onda a nuestro amor, de romper un poco con la rutina, y darle vida a nuestra relación, pero sola no la podía seguir remando. Me cansé de lucharla sola, y me cansé de las peleas constantes.

Entre una de esas peleas, eran reproches míos, porque debido a la banda que estaban tocando todos los fines de semanas, no podíamos dedicar un tiempo para nosotros solos. A raíz de eso, el tomó la decisión de dejar de tocar, y aunque ese entusiasmo le duro un suspiro, a mi me hizo ilusionar y decidimos continuar.

Las cosas parecían mejorar, las discusiones ya no eran tan seguidas, pero sentía que algo se había perdido en esta relación, ya no era la misma de antes.

Empecé a trabajar, con la idea de juntar plata para nosotros, para tener todo para el día de mañana irnos a vivir juntos. Él me había propuesto juntarnos en el 2012, una vez que su compañero de casa, se volviera para sus pagos salteños. Y mi ilusión crecía cada vez más, todo lo que hacía, era para la pareja, para que todo marchara bien. Si bien, cuando quisimos empezar a comprar cosas entre los dos, tuvimos la oposición de mi viejo, se les mezclaron los cables, y no lo permitía. Como consecuencia, tuvimos una pelea. Pablo ya no quería ir a casa, porque no se quería cruzar con mi papá, por miedo a que las cosas empeoraran.

Después de eso, parecían que estamos encaminados, vino Navidad, en donde luego de la cena familiar, nos juntamos, fuimos a la casa de unos amigos, y compartí también esa noche con Maky, su hija. Pero solo fui presentada como una amiga, ella no sabía sobre nuestra relación, lo cual siempre me dolió, porque me hacía sentir que él no estaba seguro, y que por eso nunca le contó cómo eran las cosas. Sin embargo, esa noche la pasamos lindo.

En Año Nuevo, la pasábamos con mi familia, en mi casa de campo, y así fue, al caer justo en un fin de semana, compartimos todos los días allí en Cuesta Blanca.

Un día, y maldigo ese día, vi un correo que Pablo le había mandado a vaya a saber quien, diciendo que lo llamara en horarios de trabajo, y que la quería mucho. Ya el quererla me mató, pero querer hablar con ella, justo en el momento en que yo no puedo estar con él, me saltó más la duda, algo raro estaba pasando. Me calle la boca, y no quise hacer escándalos sin estar segura. Ese mismo día, no íbamos a vernos, pero justo salió una juntada en la casa de unos amigos, y fuimos a cenar. Al salir de ahí, él me dijo que yo estaba rara, que estaba mala onda, y la verdad es que yo no entendía nada, o quería justificarse, o no sé.

Al día siguiente, tampoco quería verme, ponía la excusa más tonta que escuché: “Nos va a hacer bien extrañarnos”. Acostumbrada a vernos todos los días, sin ningún drama, hay que ser muy ciega, para no darse cuenta que algo estaba pasando. Sin duda me enojé y no pude contenerme, le grité y le dije que sabía de esa tercera persona en su vida, se hizo el que no escuchó, y le corté el teléfono. Siguieron los mensajes, insultándonos muy feo, haciéndonos daño con palabras muy crueles, y lo más doloroso, es que él nunca negó nada, y todo se terminó. Así como si nunca nos hubiésemos amado, sin pensar en todo lo que habíamos vivido, así… de un segundo a otro, mi vida se derrumbó.

Si bien no quería ser juguetito de nadie y no iba a permitir que Pablo me hiciera algo así, ya lo había hecho, y me sentía tan desilusionada, tan idiota y sentía que todo este año y medio juntos había sido en vano, si yo le había dado todo, nunca nada le faltó, no podía comprender como llegó a hacer algo así. Sentía una angustia por dentro, no quería creer lo que estaba pasando, pero la realidad es tan cruel, y esta vez realmente me pego muy duro.

Me siento sola, perdida en la vida, sin ganas de nada. No tengo fuerzas, ni aliento para continuar, él se quedó con mi vida, ahora ya no tengo nada. Él era mi alegría, quien me daba esas locas ganas de disfrutar cada día de mi vida como si fuera el último, quien le daba color a mi insignificante vida, el motor de mi corazón.

Ahora no tengo nada, y no tengo ganas de empezar todo de cero, ya mis sueños no tienen sentido sin él, ya nada, nada tiene sentido.

Y si me equivoqué, me llevo el aprendizaje, con él aprendí lo que es el verdadero amor, ese que no tiene barreras, ningún fin, porque seguirá latente en mi corazón, y con él realmente fui feliz mientras duró.

Lo único que se, es que fue el gran amor de mi vida, y que jamás me voy a olvidar de él, viviré con el recuerdo de nuestros momentos felices, y lo voy a amar siempre, hasta el final de mis días… hasta la eternidad.

Artículos relacionados

16 Responses to “Nada tiene sentido sin él”

  1. me.llego tanto tu historia,yo tube mi amor mi gran amor que corte la relación por que tenia su familia, vivimos diez años de amor lo vivimos intensamente , pero un dia termine .yo queria tener mi familia, llore tanto por ese amor pasaron los años me case, quede viuda nunca más volví salir con nadie,el seguía siendo el gran amor de vida.pasaron nueve años y un día recibi un llamado era el mi gran amor, habia quedado viudo,nos encortamos de nuevo,fui muy feliz duro solo nueve meses,llegaron las vacaciones se fue de viaje, y a su regreso todo termino, se le acabo el gran amor que sentia por mi , en conclución ,siempre me mintio yo no fui su gran amor, en esta relacion solomente yo amé, te entiendo tanto, cuando nos dijimos adios,se me cayo la vida, El tiempo nos ayudara te deceo lo mejor. un beso

  2. Se que el te hizo creer en muchas cosas, que no importa las cosas materiales para ser feliz etc. piensas que fue el amor verdadero, etc. solo hazte una pregunta lo verdadero se termina?? si asi fuera pienso que no hubiera pasado todo lo que paso, si piensas que eso fue el amor verdadero….preparate porque el amor verdadero es aun mejor….lo conoceras cuando dejes de pensar en lo que fue y lo pudo ser y vives el presente…..“llora si es necesario, pero sonriele a la vida” “Volveras a sonreir, pero con mejor sonrisa”, sabes deverias de escuchar a Martin Valverde, creo que el tiene las palabras necesarias para ayudarte…puedes buscarlo en Youtube.com escucha NO FUE TU CULPA o VOLVERAS A SONREIR…bueno tiene muchas predicas que te pueden ayudar…el no te critica, el te entiende, el no busca que creas en Dios solo te recuerda que Dios cree en ti… Saludos…. puedes encontrarme en http://www.facebook.com/people/Marvin-Gio/1389005956

  3. oye mira tu historia me conmovio mucho fue imprecionante a la vez feliz y ala ve< infeliz me gusto mucho varo tarde demacio en entender como era el verdadero amor gracias por tu historia y me facino beso y abrazo

  4. Hola¡¡ esta super tu historia pa mi lo que paso fue por que el era mayor que vos y el estaba en su mundo y tu en el tuyo cada uno seguro que tenia difirentes planes y el penso que eras muy peke y que este amor no hiva adurar(pami creo que penso eso)y y lo que tenias una vida por vivir 😐
    yo me enamore de un tio pero no duro muxo 🙁 lugo conosi a otro que me entiendo comprende lo kiero muxo pero lo peor esk tiene novia y un dia le explik mis sentimientos y se me parti el corazon (U) me senti mallll deprimida pero segi adelante
    CONTINUA CON TU VIDA Y OLVIDALO AUNK TE DUELA “” DIOS KITA A UN AMOR PARA ENTREGAR A UNO MEJOR K EL OTRO 😀 K SERA UN AMOR ETERNO”” 🙂

  5. Lo que se te ha ido es la droga.
    Lo que debes hacer es superar tu adicción hacia esa persona.

  6. Mi historia es muy parecida a la tuya ,es muy fuerte sentirse asi ya que yo lo vivi es muy fuerte eso y no es facil olvidar y bueno lo que le queda a uno es resinarse aunque no sea facil todo pasa pero nunca olvidamos mi consejos es que algun dia vas a conseguir a esa persona ideal……… yo aun no le e conseguido pero no me doy por vencida tengo la ezperanza de conseguirlo algun dia ……….no la pierdas tu tampoco TE DECEO LA MEJOR DE LA SUERTE……… me pareces una personas esecional y solo por eso mi DIOS te va a premiar…………..

  7. es increible tu historia !! entiendo lo que sentias por el , porque yo hoy en dia nsiento lo mismo!! pero te deseo toda la suerte, y la mejor ondaa!! es más va a haber alguien mejor de eso no tengas dudas!!!

  8. muy bonita historia de amor si el te hubiera querido con la misma intencidad en cuanto la edad creo que no importa , pero en fin no fue así, creo que te falta algo, amor propio, como puedes querer a alguien , con toda esa intencidad más que a ti misma, estas basando tu felicidad en otras personas, y ese es el mayor obstaculo que no permite salir del pozo quierete de la misma forma que quieres que te quieran, tu decides cada instante de tu vida, y si cada instante lo quieres dedicar a la tristeza y a recuerdos que solo te hacen daño es tu decisión, solo sonsidera si es que realmente vale la pena.
    en el mayor sufrimiento se saca la mayor fortaleza.
    llora todo lo que tengas que llorar, el tiempo solo tu lo decides.
    como dicen por ahí:
    a los hombres ni todo el amor ni todo el dinero : )

  9. Buenas historia compañera, pero desde ya te recomiendo que dés un buen cambio en tu vida, elimina a esas personas de su entorno, guarda TODOS sus recuerdos en una caja o bolsa y dejalos en un lugar donde no puedas frecuentar, manten tu tiempo ocupado, te recomiendo un libro muy interesante llamado “Como desenamorarse” de Victor J. Encinas Garcia , te ayudará a comprender muchisimas cosas y te dara consejos que debes hacer para “desenamorarte”. Yo tengo 19 años, me llevé 3 años con mi novia y el dia 22 de Agosto de 2010 me dejó, y por culpa de la madre y las amigas no quiere ni saber de mí,desde ese entonces, no se nada de ella y la sigo amando pero ya yo no puedo hacer nada mas, le pedí oportunidades pero nada resultó, pudieron más los malos comentarios de la gente. Lo tuyo fue algo menos de tiempo, con que imaginate, por logica pude vivir yo más cosas aún y que fuera más doloroso. Tranquilízate, quizás no logres olvidarlo en mucho tiempo, pero aprenderas pronto a vivir sin él. Y tranquila, por desgracia o por suerte todo en la vida se paga y nos acordaremos de muchas personas en el camino de la vida. Un Saludo desde España.Cuidate
    PD: De nuevo te aconsejo mucho el libro porque esta muy bien, te “enganchará”.
    Nata

  10. Mira no es por desanimarte pero si nunca le dijo a su hija de ti fue por algo, tu vales por lo que eres y vales mucho, no te dejes caer te entiendo pase por algo similar bueno una ruptura, pero todo sigue, tienes una familia y amigos que te quieren y necesitan verte sonreir, la vida es bella y no es necesario alguin en tu vida, porque tu eres suficiente.

  11. wuauuu!!! realmente es añgo duro lo que dices el dejar de un momento a otro a esa persona que tanto amas.. la forma en la que te expresas de el como hablas de el con tanto amor y dulcura como la prefeccion del amor.. pero sin duda no esta vida no todos es como quisieramos.. yo aconsejaria que siquiera despues de todo no dejen las cosas asi nomas.. hablenlo.. que no quede por ti, solo platiquen que fue lo que paso. deja tu orgullo y dolor por un momento a un lado y hablenlo porque muchas veces vale la pena el hablar de los problemas despues de lo surjido..

    te deseo toda la suerte y que estes biien . hechale ganas..!!! 🙂

  12. fuuuuuuuuuuuuuuu sabes yo si te creo!!
    de que lo amaste con todas tus fuerzas por la forma de expresar el amor que sentia tu corazon!!es super tu historia!

  13. furzas es muy grosa tu historia de amor y a pesar de que fue todo muy lindo ubiese sido mejor escuchar lo que te decian al principio la diferencia de edad era grande igual en esta te banco y seguramente vas a encontrar un nuevo amor y sin problemas fuerzas

  14. Hay varias cosas que no logro entender, una de ellas es que si considerabas al chico anterior el amor de tu vida, como habeis roto y la misma noche te vas a bailar. A lo mejor porque tienes 18 años o a lo mejor, porque simplemente no era el amor de tu vida

  15. Hola, tu historia me ha llegado al alma, yo vivi un amor parecido, bueno, la historia no era parecida a excepcion de que mis padres también se opusieron, pero los sentimientos eran iguales, quizás añadiendo culpa a mi caso porque yo le deje a el sin que hubiera hecho nada pero bueno, solo quiero que sepas que no te rindas, se que ahora duele mucho, que piensas que jamas volveras a ser feliz, a mi me paso igual pero no te preocupes, ese dolor pasara y podras empezar desde el principio, sé que te lo habrán dicho mil veces pero yo lo he vivido y sé que es cierto aunque necesites mucho tiempo, yo llevo 3 años y medio y aun estoy en ello, puede que no lo olvides jamas (yo no lo he hecho) pero el corazon se reconstruye, es cierto que esa pasion tan cercana a la locura desaperece normalmente y no creo que te vuelvas a obsesionar o enamorar asi de nadie más (yo tampoco lo he hecho ni creo que lo haga nunca) pero como parte buena tus proximas relaciones podras elegirlas más friamente y encontraras lo que mejor te conviene, no te desanimes que saldras a flote y dentro de unos años, recordarás los buenos momentos con una sonrisa y alguna vez tal vez se te escape una lagrima que podra recoger un hombre que te ame con locura y para quien tu seas lo primero de su vida. Mi principal consejo: no dependas jamas de nadie, construye tu vida, estudia si puedes o busca un buen puesto de trabajo, se independiente y ámate a ti misma por encima de nadie, y cuando estes preprada elige a alguien que sepas que jamas te va a fallar, el amor también existe sin la pasion desmesurada y aunque ambas cosas juntas sea lo mejor que podamos haber vivido, eso no es eterno, lo que cuenta es el respeto, el apoyo y el cariño por encima de todo. En una revista lei una frase que creo que es idónea y debes recordar siempre: tú eres una naranja completa, no necesitas ninguna mitad pero sí puedes elegir a otra naranja con la que hacer un buen zumo. =)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *