Ninguna de mis ex pudo hacerme olvidarla

Mi historia se remonta 2 años atrás, donde fui a un colegio para hacer mi bachillerato (el Tabora). Conocí a mucha gente y muchas chicas, pero de entre todas me gustaba una en especial, que Se llamaba “Gabriela”. Hacía deporte, era buena gente, y mi amiga. Yo nunca había tenido novia, ni invitado a salir a una chica. Era muy tímido, y con baja autoestima; sin embargo, ella me sacaba charla y me decía “no sos feo” y me elevaba la autoestima, me sentía bien con ella.

Me gustaba, pero no sabía como conquistarla, como decirle algo, no tenía tanta autoestima. Hasta que llegó la hora de la salida. Justamente faltando un día para semana santa yo me animé a ir, porque tenía que decirle lo que sentía (después de eso casi no nos íbamos a ver). Fui, hablamos, estábamos charlando, ella se tenía que ir porque tenía que llegar temprano a su casa. Entonces me animé a decirle. Le dije todo lo que sentía.

La mire y suspire luego sin pensarlo dos veces me acerqué y la bese. Fue uno de los momentos más hermosos de mi vida. Pasaron los días y meces y éramos la típica pareja de novios. Faltando pocos meces para salir del cole agarre el teléfono y la llame hablamos cerca de cinco minutos pero antes de colgar le dije (quiero terminar contigo) sin saber que me iba arrepentir toda mi vida.

Al año siguiente la miraba y solo pensaba en ella, pero no encontraba la manera de decirle lo mucho que la extrañaba. Mis amigas me dijeron que si me gustaba y quería volver a intentarlo, porque no solo se lo decía.

Esa misma noche soñé con ella. Me la soñé que charlábamos como buenos amigos; la soñé con un vestido de novia; la soñé donde la veo y me guiña el ojo; la soñé donde es mucho más alta que yo y le llego al hombro. Soñé que voy a ser papá y me voy a casar con ella. Desperté con ganas de decirle por segunda ves lo que sentía, pero que sorpresa me lleve cuando el en cole la vi con uno de mis mejores amigos. Creí por un momento que solo eran amigos, pero que tristeza cuando a la 3 hora de clase lo separo y lo beso frente a mí. Sentí un leve escalofrío y solo me retire y me dije que no volvería a intentarlo.

Pasaron los meses, me hice de novio con una chica (mi segunda novia). Solo salí 3 meses con mi segunda (ex-novia) y terminé con ella porque no podía olvidar a Gabriela. Siempre que caminaba por la calle, miraba a otro lado y justo la veía, es como si a propósito la viera y nuestras miradas cruzaban, nos saludábamos cordialmente y con una sonrisa

Una vez mi amigo me animó a volver a intentarlo, pero solo respondí yo no busco ninguna chica, solo pensaba en ella. Me animé a intentarlo, por MSN le dije que no podía olvidarla, que me seguía gustando. Ella me respondió que tenía novio y que lo quería.

Me sentí mal, me arreglé con (mi segunda novia), para olvidarla, pero no pude. Solo duré tres semanas con mi (segunda ex-novia).

Entré en una tristeza absoluta, comencé a soñar con Gabi. Tuve muchos sueños, raros y locos.

A pesar de eso me arreglé y conocí a la que iba a ser mi tercera novia. Ella sí me gustaba, pero esta vez fue ella quien terminó la relación. El día que me terminó, esa noche, volví a soñar con Gabi. Una amiga o más bien mi prima me ayudaba a superar todo lo que sentía en ese momento, se llama Andrea. Tuvimos charlas y consejos, muy bonitos, me ayudó a madurar.

Empecé a hablarle por MSN y a mandarle poemas durante un mes largo. Esa mañana cuando me levanté no me imaginaba la noticia que recibiría. Mi Gabi había terminado con su novio. Vi esa noticia como una oportunidad, creí que era el momento de decirle que la amaba. Ella respondió diciendo que me quería. No me importo y le dije que si nos dábamos una segunda oportunidad respondió diciendo que había terminado por mí o algo así y respondió con un si. En secreto, mi corazón salto de alegría, mi mundo tenía color de nuevo.

pero al cabo de 2 semanas no se que ocurrió, que hice mal, no sabía en verdad que había pasado, tan solo dijo que no era el momento y que si en verdad el destino nos quería juntos, nuestros caminos se cruzarían de nuevo.

Me sentí muy triste y mi mundo perdió color de nuevo. Yo termine saliéndome del cole y ahora hoy en día ella es novia de un gran muchacho como lo es Nicolás o eso es lo que me han dicho. Creo que la vida me enseñó algo muy importante que es que nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes.

Hoy, aunque la sigo esperando, estoy feliz. Me alegré por los dos. Es la primera vez que me da alegría verla con alguien más. Entonces entendí que lo superé. Y, después de una semana, volví a soñar con ella: Esto ocurrió en mi sueño: La encontraba en el cole y le decía “¿dónde esta tu novio?” y me dijo “No pudo venir” y en mi sueño parecía que quería besarme. Entonces yo me alejé y le dije: “Me alegro que ustedes sean novios, y saben qué, les deseo todo lo mejor del mundo”. Ella me sonríe y yo le sonrío.

Desperté muy feliz, sabiendo que ya lo superé pero que le tendré un cariño inmenso.

Fueron dos años, donde ninguna de mis tres ex pudo hacerme olvidar a Gabriela, a pesar de que no volví a verla.
¿Tal vez amor?, ¿tal vez obsesión? Pero ahora estoy feliz conmigo mismo esperando a la que alguna vez fue mi novia, mi vida y mi todo.

Artículos relacionados

2 Responses to “Ninguna de mis ex pudo hacerme olvidarla”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *