No es otro amor de verano

Mi historia tiene lugar en Pinamar. Mi mejor amiga, Luna, tenía una amiga en la capital que vendría todas las vacaciones a mis playas, Maia. Yo era un estúpido y me creía el más fachero. Pensé que cuando llegara la iba a conquistar, pero no fue así. Cuando Maia llegó, se enamoró perdidamente de un amigo mío. El viernes de la primer semana se pusieron de novios y me dolió muy adentro. Quería llorar. Casi ni la conocía, yo lloraba porque lo había preferido a él. Pero mi amigo era más estúpido que yo y siempre le decía que no quería salir ni besarse en público. Es más, Maia era virgen y se lo dijo a él. Quiso hacerlo por primera vez y le dijo que iban muy rápido.

Cuando pasaron tres semanas se pusieron de acuerdo para cortar. Ella estaba muy mal y la fui a consolar. Ella tenía algo que las otras chicas no; era independiente y graciosa. Además de muy linda, con pelo negro y ojos verdosos. Lo quise negar por un tiempo pero después no pude negarlo más; estaba enamorado. Se lo dije a Luna y ella se lo habrá contado a Maia porque una tarde, yo estaba en una parte aislada de la costa y vino y me besó. Ahí mismo nos oficializamos como pareja y pasamos mucho tiempo juntos. Algunas veces nos peleábamos, pero con un beso las cosas se arreglaban.

Era el último mes que se quedaba en Pinamar y decidí hacerle una propuesta. Matrimonio no, tenía diecisiete. Quise que lo hiciéramos. Pero ella no quería y no entendía por qué. Pero después me dijo que no quería que su primera vez fuera con alguien como yo. Casi me muero y la mato. Ahí mismo cortamos y dimos por terminada la relación. Luna me decía que Maia estaba muy mal y quería arreglar las cosas y yo siempre “si quiere hablar, que venga ella. No necesita una mensajera personal”, pero sufría por dentro. No me gustaba verla llorar ni ver que caminara triste por la playa. Para colmo, me la cruzaba constantemente.

Cuando volvió a Buenos Aires yo estaba devastado. No nos despedimos y eso me hizo muy mal. Cursé quinto año y después me fui a Brasil, porque quise tomarme un año sabático. Aprendí a surfear y después me volví a Pinamar. Yo quería seguir viajando, para olvidarme de Mía pero mis papás me obligaron a ir a la Universidad. Me decidí a hacer Fotografía y Abogacía. Necesitaba de las dos partes: una para liberarme y otra para ganar un poco de plata. Viajé a Buenos Aires porque estudiaría allí, entonces me la encontré.

Maia estaba comprando CD’S en la cuadra de enfrente. La vi salir del local y le grité. Ahí me vio y la tomé por sorpresa. Le sonreí y ella me sonrió a mí; después me invitó a tomar un café.

Su casa era linda, un loft. Lo compartía con una chica que iba con ella. Hablamos de todo un poco; estaba cursando el segundo año de Diseño de Indumentaria pero también hacía modelaje. Cómo no iba a modelar con ese cuerpo. Mientras hablamos, me preguntó si hubo chicas. Le dije que sí, pero ninguna duró. Le pregunté lo mismo y me dijo: “No, sólo vos. Ahora que te veo, me doy cuenta que no pudo ser más que con vos”. Yo le pregunté qué y ella sólo me besó. Nos besamos y fuimos a su cuarto y ahí pasó.

Me quedé a dormir a su casa esa vez. Parecíamos ángeles, hasta que su compañera nos despertó. Julia se llamaba. Era una diosa: pelo rubio, ojos marrones y labios carnosos. Ni hablar de su físico. Conectamos las miradas y me di cuenta que ella quería algo conmigo, y yo también con ella. Pero yo amaba lo que tenía con Maia, así que me volví a dormir.

Peleamos un par de veces, nos arreglamos, nos mudamos juntos y nos íbamos a casar, pero no. Porque no necesitamos un papel que diga que nos amamos eternamente para saber que es así. Creo que nunca nos vamos a casar y me parece bien. Ahora tenemos 22. Nunca me imaginé que iba a madurar tan rápido. Creo que abrí los ojos sólo porque ella me enseñó a abrirlos, a querer a alguien y a amar por siempre. Maia ya quiere hijos, pero yo todavía no. Igual, con lo fácil que me persuade, para el próximo año ya tenemos a su “Mateo”.

Artículos relacionados

10 Responses to “No es otro amor de verano”

  1. me gusta saber que aparecio la amiga, y aunque te atrajo, decidiste seguir con el amor de tu vida, y no una simpl cosa rapida, FELICIDADES, !!

  2. Que historiia de amor más hermozaa me encantaa espero que sigan asii muuuy felizes y enamorados como estan. 😀 😀 😀 seguro hacen una pareja totalmente hermoza 🙂 🙂 espero que a su hermozo mateo 🙂 😀

  3. wow qie linda historia, espero que duren muchisimo tiempo más y valora lo que tienes a tu lado. por que podrias arrrepentirte de un mal paso.

  4. Simplemente hermoso , aunque no entendí mucho la parte de la amiga de maia cuando entro al cuarto jejeje de todos modos es una historia muy linda , gracias por compartirla con nosotros y suerte . 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *