reencuentro Internet

Reencuentro por Internet

Todo comenzó cuando estaba cursando los últimos años del colegio secundario. Ella había ingresando a la Universidad en el año 75, yo había ingresado a la facultad de Tecnología. Nos conocimos en los ensayos del coro de la Universidad por medio de una compañera de grupo. Ésta, a la vez, estaba muy interesada en mi persona, razón por la cual se rompió mi relación con la persona en cuestión. A partir de ello empieza la odisea en mi vida.

Fue así como abandoné la carrera para alejarme al exterior en busca de nuevos horizontes, con tal mala suerte que no volví a saber nada de ella.

Al través del tiempo se ha presentado en mi pagina de Internet luego de mucho tiempo de buscarla por cielo y tierra con la esperanza que se mantuvo viva por todo este tiempo. Todos los años siguientes se han transformado en sueños, ahora hechos realidad, porque ella esta en contacto conmigo todos los días. Es muy importante destacar que tenemos mucho de que hablar y nos contenemos uno al otro.

Es admirable la forma que nos comportamos a pesar de haber formado nuestras vidas en años anteriores, a pesar de la distancia, lo que significa que hemos cumplido nuestra parte de criar y educar a nuestros hijos y, ahora que son grandes y hemos dejado que el tiempo nos vuelva a juntar, queremos empezar una vida juntos, amarnos y no volver a separarnos mas.

Yo la amo y ella a mi también mi quiere. Cómo olvidar que en noches como esta la tuve entre mis brazos, y sus labios rojos que he besado, quedo por siempre grabado en mi corazón, como una figura sagrada a la que le debo todos los días una oración como agradecimiento de su aparición mágica.

Han pasado 35 años desde la última vez que la vi. Mi historia comienza cuando me entero que ella se fue a vivir a Suiza con su familia, tengo contacto con ella desde hace cuatro meses y creo que después de tantos años de ausencia, renació el amor pasional por parte de ambos. Sé que no es muy fácil controlar la distancia y el tiempo que nos falta para llegar a unirnos, previo a regularizar una serie de papeles que hacen a nuestros intereses. Durante todo este tiempo hemos planificado todo lo que soñamos hacer, para nuestra posteridad y nuestra vida en general.

Me encuentro viviendo en Buenos Aires y no estoy en condiciones de viajar ahora. Digo que por otro lado la situación que atravieso no está como para pensar en un viaje. Por el momento, no puedo decir que puedo viajar en cualquier momento, porque ella tiene que terminar una relación que lleva desde hace doce años con otro señor.

He pensado que al final todo sea por estar tan enamorado. Soportare una serie de inconvenientes hasta después de fin de años, lo que significa un lapsus de aproximadamente seis a ocho meses. La ilusión que pinta en estos momentos es tan inmensa que no me queda otra que esperar y esperar.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *