Sé que tiene marido y acepto el sufrimiento

Hola soy Santi un chico de actualmente 32 años. Aquí comienza mi historia.

Era una tarde del 8 de enero de 2011 entre las 14:30 y las 14:43 mas o menos yo entraba a mi lugar de trabajo en el hospital y de repente una compañera viene hacia mi muy enfadada y me dice que tenemos que hablar.

Efectivamente me echó un discurso, saco su carácter pues estaba en aquel momento muy enfadada.

Yo me limite a escucharla sin perder la serenidad. Ella salía de turno y yo entraba.

A lo largo de aquella fría tarde se sábado, durante el transcurso de la tarde cada momento que recordaba los detalles de aquel discurso me sentía mas atraído hacia esta mujer.

Como no éramos compañero de pareja en el trabajo, nos veíamos cada seis días dos días unas veces al entrar y otras al salir dependiendo del turno si era de mañana o de tarde.

El siguiente día que nos veríamos seria el próximo martes esta vez yo salía y ella entraba, se le notaba algo de enfado pero al poco rato comenzamos a charlar como si nada hubiese ocurrido, ya a esto cada vez nos teníamos mas respeto los dos y mas comunicación.

Ya cada día que nos veíamos, bien fuese al entrar o al salir uno u otro nos íbamos como arrimando mas y yo me daba cuenta de que no podía evitar mirarla de manera especial y ella a mi también.

Un palo vino una tarde al entrar yo que me comunico que por fin había conseguido aquel traslado para marcharse a su ciudad, algo por lo cual lucho mucho pues ella no es de mi ciudad.

Se me cayó el alma a los pies y trate de disimular mis sentimientos delante de mis compañeros.

Cada vez que nos veíamos ya era como una chispa, una atracción mutua mas acercamiento y una sonrisa mirándome fijamente que no podré olvidar jamás.

Pensamos que quizá trascurriría un periodo de entre 15 y un mes para que se le arreglasen los papeles y se pudiese ir.
Pero el jarro de agua fría vino cuando me dijo que la habían llamado de un día para otro y que se tenía que marchar, el día anterior la dije que me despediría de ella.

Y así fue el pasado 19 de febrero de 2011  a las 15:00 de la tarde fue cuando me despedí y di a mi amor el ultimo adiós.
Fue un varapalo terrible. Alguien me vio llorar en el vestuario.

Como yo y todos mis compañeros sabíamos que se iba por su bien, pues allí ella tiene su marido, su casa etc. esto me sirvió de consuelo para combatir mis aflicciones.

Pero el pasado mes de julio de 2011 comencé a recordarla y a tener sentimientos hacia ella aun mas fuertes, y esta vez no hablaba con ella, ni ya la veía, ni tenia noticias suyas.

Pase tres meses que sufrí muchísimo, hoy llevo mejor mi depresión pero es un sentimiento de amor tan fuerte que no voy a ser capaz de amar nunca jamás ni he sido en el pasado ni ahora como a esta mujer.

He pensado muchas veces que quizás es que quedara algo pendiente entre nosotros, ese algo que no dio tiempo porque nadie esperábamos que fuera a ser tan rápido lo de su marcha.

A pesar de todo es un sentimiento que me gustaría dejar constancia que esto es amar de verdad a pesar de los posibles obstáculos, los problemas e impedimentos y dificultades mas la distancia.

Respeto mucho a esta persona y a su vida y no me voy a meter ya que es una mujer de 52 años, luego 20 años mayor que yo y aunque el amor no tiene edad, yo se que ella tiene su marido y acepto el sufrimiento y desde aquí la mando un mensaje de amores: te quiero, y te querré por siempre no importa donde estés y cual sea nuestros destinos siempre te amaré.

Este mensaje para mi amor platonico llamada M.J.

Artículos relacionados

2 Responses to “Sé que tiene marido y acepto el sufrimiento”

  1. Marco Antonio Responder

    Para mí que la fantasía que te formaste sólo es tuya. La mujer tal vez ni siquiera se dio cuenta de tus sentimientos locos, y tú pensando que también se moría por ti..

  2. LA BEBE KAREEN... Responder

    Ah esooo siiii seee leee llamaa aamooor…… El amooor noooo se expreeesaaa con palabras seee expreesaaa con hechos…….. 🙂 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *