Si pudiera volver atrás iría a buscarle y no me separaría de él

Por fin llegué a mi destino. El viaje se me había hecho eterno, creía que nunca llegaría a la cuidad donde había vivido durante tantos años. Antes de montarme en el tren, había llamado a mi madre para explicarle que no quería que viniese a recogerme. Le puse la excusa de que tenía que comprar unas cosas.

La cuidad estaba igual que cuando me fui. Esas calles me traían tantos recuerdos, momentos de risas y de llantos. Pasé por la puerta de un bar donde una vez fui a jugar al billar con mis amigos, esos amigos que un día deje atrás. Me paré delante y me vino a la mente un recuerdo del que no me había acordado desde hace mucho. Yo estaba llorando porque mi padre no estaba bien, el cáncer le había vuelto a reaparecer y me había enterado ese mismo día. Dos horas antes de estar en el bar, habíamos estado en la plaza donde siempre quedabamos. Allí dos de mis mejores amigas se dieron cuenta de que algo no iba bien. Se acercaron a mí y les conté que mi padre no estaba bien y que el cáncer esta vez era mayor. Ellas me apoyaron y me hicieron sonreír. En ese momento super que eran verdaderas amigas, y que no quería perderlas nunca. Más tarde, ya en el bar, otra amiga me preguntó lo mismo y yo le conté. Ella en ese momento no estaba pasando por uno de sus mejores momentos tampoco, pero me escuchó y lloró conmigo hasta que no tuvimos más lágrimas.

Estos recuerdos me hicieron sonreír. Esas eran unas verdaderas amigas pero ya no las tenía en mi vida. Desde que me fui a estudiar a otra ciudad, fui perdiendo contacto con ellas. Seguía caminando por las calles de esta cuidad donde hacía unos meses había sido tan feliz. A lo lejos vi a una anciana vendiendo colgantes, y esto me recordó a un día en el que yo iba con mi madre y vi a una ancianita y me puse triste porque todo el mundo pasaba por su lado pero nadie le daba nada. Yo en ese momento no pude reaccionar y seguí andando con mi madre. A los tres o cuatros días volví a pasar por esa calle y me acordé de esa anciana. Yo llevaba unas monedas en el bolsillo y metí la mano en él y las apreté con fuerzas, pero cuando fui a pasar por delante del lugar donde yo la había visto la última vez ya no estaba ella. Ahora estaba un músico tocando su violín. Yo no podía creerme que justo cuando alguien le iba a dar algo ella no estuviese.

Este momento no lo había recordado en mucho tiempo. Se me saltó una lágrima y seguí mi camino hasta llegar a la anciana. Saqué mi cartera y le compré un colgante. No era el más bonito que podía tener pero si era el que más genorosidad contenía. Me sentí orgullosa y seguí andando. Estaba pasando cerca de la plaza donde en verano quedaba con mis amigos. Había muy poca gente. Seguramente estarían en sus casas preparando los exámenes. Crucé la calle para llegar a esta plaza. No conocía a nadie. Me senté en un banco y me puse a pensar en como sería mi vida si me hubiese quedado aquí.

Entonces vi una bicicleta aparecer y vi a un conocido. Se acercó a mi y me dijo:

– ¿Ana?

– Hola.

– ¿Qué haces aquí?

– He venido a visitar a mi familia y a recoger las últimas cosas para llevarme. ¿Qué tal te va todo?

– Muy bien, estoy atacado con los exámenes. Pero tenía que despejarme y he cogido la bici para salir a dar una vuelta. Oye me voy que me esperan. Encantado de haberte visto. A ver si vienes más de vez en cuando.

– Si, claro. Adiós.

Hacía como tres meses que no le veía. Tenía que irme de ahí si no quería que viesen.

Llegué a la calle principal de la ciudad, me trajo a la mente tantos recuerdos. Noches de diversión, donde nos reuniamos para irnos a un bar a beber, tardes de rebajas con mis amigas, paseos con el chico del que estuve tan enamorada. Me paré en ese recuerdo.

Hacía casi seis meses que no sabía nada de él. Desde que lo dejamos no volvimos a hablar. La verdad yo nunca quise hacerle daño, pero lo hice. No podía dejarlo hasta septiembre, el mismo mes en el que cambiaría mi vida. Necesitaba parar esa relación para poder irme tranquila. Pero él no me entendió, yo todo lo hice para no lastimarle. Yo sabía que una relación en distancia no sería buena idea. Así que decidí hacerlo. Pero el recuerdo que me vino no era triste, era un recuerdo alegre, feliz. Él y yo paseando por esa calle de la mano dirigiéndonos a un lugar sin meta.

Me perdí entre la gente de la calle recordando mi vida en esta ciudad. Y decidí irme a casa, decirle a mi madre que no había encontrado lo que quería y pasar el día con ellos. No obstante no les volvería a ver en dos semanas. Cuando llegara mi cumpleaños, el 4 de diciembre.

Hoy en día, tres años después de esta histora, sigo sin saber nada de él. Yo sigo estudiando fuera de esa ciudad y él no sé donde estará. Solo sé que si pudiera volver atrás iría a buscarle y no me separaría de él nunca más.

Artículos relacionados

3 Responses to “Si pudiera volver atrás iría a buscarle y no me separaría de él”

  1. 11 de marzo de 2011

    Con tan solo 20 años he tenido que pasar cosas difícil en la vida, nunca arrepentida de nada de lo que me enseño el vivir. Siendo madre adolescente tuve que dejar muchas cosas por la razón más importante de mi vida que es mi dulce hija, pero nunca dude en dejar y abandonar mi felicidad por la de ella.
    Hoy juntada con su papa, luchando solo por ella, para que nunca le falte nada sobre todo su padre, no soporto que hallen niños que se críen sin uno de sus padres, o en fin sus padres separados. La relación con mi marido no es buena, desde ya su familia no me acepto nunca y me hace la vida imposibles, ya que convivimos en la misma casa por cuestiones económicas, el es una persona muy buena y amable, pero es muy poco demostrativo, todos los días debo estar pidiendo que me demuestre cuanto me quiere y demás; la situación con su familia llego a un extremo que no puede tolerar mas, solo estoy acá por una única razón que es mi hija.
    En todo este terrible episodio en el que sufrí demasiado y sigo pasando día a día, apareció una persona que pudo escucharme, ayudarme y comprenderme más de lo que creí capas, el es un ex novio que tuve en la adolescencia cuando tenia a los 14 años, éramos solos unos niños que no tomábamos en cuanta la relación con madurez, si sabíamos cuanto amor existía entre nosotros, fueron meses nada mas, dado que a una infidelidad mía acabe perdiendo ese amor que tan feliz me hacia en aquellos tiempos.
    Hoy por hoy nos volvimos a reencontrar y entre charla y charla fue capaz de comportarse como un hombre acompañándome en mi peor momento, así fue como nos dimos cuentas y sentimos que nuestro amor nunca murió, se seguían sintiendo es amor palpitando en nuestros corazones, traslucidos en nuestros ojos, entre palabra y palabras se produjo ese beso que fue el devenir ese amor.
    Fue como si el tiempo no hubiera pasado, que eso días y meses juntos no se acabaran, recuerdos en nuestra mente, momentos felices, alegres algunos tristes pero siempre juntos.
    Hoy por hoy dejo ese amor, ese amor verdadero por la felicidad de lo más importante que tengo en la vida que es la belleza de una niña que día a día me ayuda a volver a sonreír.
    Esperando que el tiempo decida que hacer, si el amor nuestro es verdadero seguirá perdurando a través del tiempo, y esperando algún día poder estar juntos de nuevo, viviendo junto a esa persona que tanto ame, amo y amare toda mi vida.

  2. sabes?ami me paso exactamente lo mismo que ati pero yo lo ise diferente me enamore de alguien con quien llevava casi 2 años mis padres staban en españa ase 6 años y desde entonces juntaban papeles para que volvieramos aser una familia yo sabia que tenia que desirle que no podiamos estar juntos por que las relaciones a distancia no funcionan pero no tuve el valor le dije que me iria y que lo amaba con todo mi corazon y que el era la unica persona que me habia dado su amor ,aun mucho más que mi familia el me respondio que por favor no me vaya que si no me iva se iva a quedar a estudiar en el pais para que no se fuera a estudiar a un lugar dejos de mi.yo no tenia obcion me iba en unos dias .pero aun asi que el amor es fuerte si lo alimentas todos los dias sin importar lo lejos que estes.Y ahora estamos juntos ablamos todos los dias como mejores amigos por que no nos separamos simplemente estamos un poco lejos pero vamos a estar juntos por que no es vano cuando dos personas estan juntas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *