Siento que juega conmigo

Bueno mi historia es así. Hace unos nueve meses empezó. A mi amiga le gustaba un muchacho, con el que llevaba harto conociéndose por Internet. No se habían juntado mucho, pero ese día quería que la acompañara a un parque. Yo, con mi amiga, eramos inseparables, todo lo hacíamos juntas, adorábamos pasar tiempo juntas. Por eso, ese día la acompañé.

Nunca iba a imaginar que de ese día empezaría algo bello para mí, que nunca lo había vivido. Nunca pensé que de ese día saldría una historia para mi.

Mi amiga me contó que ese día se juntaría con el muchacho y el muchacho llevaría a un amigo, obviamente si iba yo habría que llevar un amigo para que no estuviera sola, pero a mí me daba nervio quedarme sola con el pues no lo conocía.

Llegamos al parque y los vimos de lejos. Ellos vieron que estábamos ahí, pero no se acercaron. Al rato mi amiga se aparto mucho del lugar. Yo le decía: “Anda amiga” y ella me decía “Me da vergüenza” y yo quería que ella fuera.

Al final, ellos se fueron. Yo, un poco enojada con mi amiga ya que no había ido a saludarlos. Bueno, los seguimos a ver si podíamos alcanzarlos, pero fue imposible ya que se habían alejado del lugar muy rápidamente.

Pasaron los días. Yo no le había tomado importancia a eso. Bueno, nunca me habían pasado cosas así. Era un día domingo fui donde mi amiga y platicamos harto rato, como siempre con ella las horas se hacían cortas. Ella estaba platicando por Internet con una persona, yo le pregunte quién era y ella me explicó que era el amigo del chico que le gustaba, el mismo que habíamos visto en el parque. Nunca olvidaré ese momento. Él le preguntó a mi amiga con quien estaba y ella respondió que estaba conmigo y él le preguntó cómo me llamaba, cuál era mi correo y mi Facebook. Mi amiga se lo dio y desde hay empezamos a hablar mucho. Yo me colocaba nerviosa al hablar con él porque mi amiga decía que me encontraba bonita y que yo le atraía.

Al cabo de una semana, si mal no recuerdo, él me declaró que le gustaba. A mí igual me gustaba mucho, pero tenia miedo de cómo hablarle en persona y qué hacer cuando me juntara con él.

Ese día, cuando le declaré todo, una niña igual se le declaró. Él había estado detrás de ella cinco meses y justo cuando me conoció ella se le declaro porque ahí se dio cuenta que no lo quería perder. A mí me dio pena, pensé que no resultaría nada, pero el me pregunto si yo quería algo con el o si yo prefería que estuviera con la chica. Yo le dije que hiciera lo que quisiera, que el piense, pero él se decidió por mi.

Él se quería juntar conmigo, pero yo no quería porque era tímida y porque me consideraba fea, pero mi amiga me apoyaba. Me acuerdo que con mi amiga solo hablábamos de ellos. Ellos eran nuestro tema de conversación, ella con el muchacho y yo con su amigo. Yo no pensaba que llegaría la hora de enfrentarme a él, de platicar con él, de salir con él. Nuestro primer encuentro fue así: mi amiga me vino a ver y justo se encontró con ellos. No quería que ellos supieran mi casa, así que se devolvió a su casa a esperar un rato para que ellos se fueran de ahí y poder venir tranquila a mi hogar.

Entonces, cuando se decidió a venir, ellos no se habían ido y la siguieron y le dijeron que tenía que irme a buscar para que me conocieran. Entonces ella me vino a buscar. Yo no quería salir, me rehusaba porque me daba mucha vergüenza. Quería que la tierra me tragara para no verlos por vergüenza. Esas mariposas en la guatita.

Salí. Él se dio vueltas y yo le dije “¿Por qué te escondes?” Entonces ahí él me saludó. Reconozco que no era lo que yo pensaba, así que charlamos un rato los cuatro. Yo no tenia vergüenza, pero él estaba rojo muy rojo, tenia vergüenza. Con mi amiga nos fuimos al poco rato. Esos encuentros se repitieron cada vez más hasta que el me pidió pololeo. Yo no había dado un beso, así que me costó dárselo, pero el primer beso nunca se olvida. Él fue mi primer amor.

Todo anduvo bien, pero empezamos a tener peleas por cosas simples. Él no quería que lo dejara, pero yo seguía con él hasta que por celos él terminó. Yo tenia mucha pena ya que estaba enamorada de él. Me había enamorado mucho, él era el único hombre para mi. Por eso es que duelen tanto las rupturas.

Terminamos muy mal, ya que no quise tener mas comunicación con él, pero tuve mucha pena al enterarme que a los tres días de haber terminado él estaba con otra. Me partió el corazón porque él decía que me amaba.

Perdí comunicación con el hasta hace unos meses que volvimos a hablar. Él me dijo que seguía enamorado, pero yo ya no le creo. Siento que juega conmigo. Una persona enamorada no hace lo que él hizo. Me ruega que yo vuelva con él, pero yo me rehúso porque no siento nada por él, sólo quiero que llegue alguien bueno a mi vida y me haga feliz como él lo hizo.

Al final ahora ya no soy tan amiga como antes, lo que me entristece mucho y ya no siento nada por él. todo se fue por sus acciones.

Artículos relacionados

One Response to “Siento que juega conmigo”

  1. Duro! Y te entiendo tambien me paso a mi! Con toda mi honestidad y por experiencia te digo que si vuelves lo tuyo y lo de el nunca sera igual, mira que estaba en tu posicion y si volvi pero nunca fue igual que antes. Si te lastimo una ves es muy probable que lo vuelva hacer una persona no cambia de la noche a la mañana. Tienes todo un mundo en adelante si ese no funciono es por que no es el amor de tu vida todavia! Pronto llegara veras que si, yo todavia espero por el mio (:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *