Sigo sufriendo en silencio

Bueno, he leído muchas historias y me he animado a contarles la mía. Todo empezó un 24/04. Invité a mi mejor amiga a pasar la tarde en mi casa. Ella llevaba unos meses enamorada de un chico y para no perderlo porque él se entero de lo que sentía por él, ella decidió convertirse en su “sister”. Se daban abrazos y se caían muy bien pero en ese entonces yo no lo conocía.

Aquel día ella me pregunto si se podía conectar para hablar con él. Yo no veía inconveniente así que acepté y le dejé el ordenador.

Daba la casualidad de que él se encontraba conectado así que mi mejor amiga le invito a una videollamada. Me lo presento y nos caímos bien desde el principio. Mi mejor amiga se tuvo que ir dos minutos después, así que nos quedamos hablando y nos contamos nuestras cosas. Hubo tanta confianza y tanta simpatía que hablamos hasta las tres de la madrugada. Nos dimos los números de teléfono y nos enviamos mensajes y cada día hablamos sin parar hasta que se convirtió en costumbre hablar con él hasta las 6 o las 7 de la mañana.

Estábamos siempre juntos y mi mejor amiga empezó a dudar si estábamos saliendo o no. Le expliqué que no había nada entre nosotros. Los días iban pasando y nos acercábamos más y más hasta que me di cuenta de que un sentimiento muy grande estaba creciendo dentro de mí. Nunca llegué a sentir nada parecido.

Fue entonces cuando llegaron las vacaciones de verano. Yo me fui a Cádiz y él a Granada. Pasaron muchos días hasta que por fin nos conectamos al mismo tiempo. Empezamos a hablar sin parar y a reírnos y recordar. Nos quedamos toda la noche hablando y creo que fueron solo dos noches, después de eso ya no volví a hablarle al no encontrarle conectado.

Conocí a un amigo de mi primo, Álvaro, quien se enamoro de mí al verme, pero yo no compartía ese sentimiento. No hablar con mi amigo me deprimía mucho, creía que me había olvidado, y a pesar de haber tratado mal a Álvaro, él me intento ayudar a superar eso, pero no hubo resultado.

Las vacaciones pasaron y de vuelta al instituto. Todo había cambiado. No sé lo que paso y creo que nunca lo sabré. Mi amigo dejo de hablarme y quedarse conmigo. Solo nos decíamos un simple “Hola”. Me sorprendió muchísimo que me tratara así. No me lo podía creer. Eso me dolió mucho, ya que, se fue con otras chicas de su clase, una superior a la mía aunque repitió curso dos o tres veces.

Aquel sentimiento iba creciendo junto al dolor y yo iba echando de menos a Álvaro, quien me seguía amando. Seguí en contacto con él y me siguió ayudando, siempre sin resultado, ya que el dolor que sentía era más fuerte que mi voluntad por olvidarlo.

Pasaron los meses y yo seguía igual. Hasta que hubo un día en el que me enteré que ese mismo día mi amigo se iba a vivir a Granada y no iba a volver. Eso me destrozo completamente y me fue imposible parar de llorar. Lo llamé y le pregunté entre llantos qué era lo que estaba pasando y él me rogaba que no llorara. No podía. Ni siquiera pude despedirme cuando me dijo que me volvería a llamar dentro de un rato. Esperé y esperé y no me llamo. Yo estaba fatal y ni siquiera me apetecía hablar con Álvaro.

Paso un mes y Carlos volvió al instituto de visita. Cuando lo vi era tal la alegría que sentí que dejé caer mi mochila y fui corriendo hacia él y él hizo lo mismo. Yo estaba prácticamente llorando cuando me abrazo y me cogio en brazos, me dio un beso en la mejilla y me soltó. Había adelgazado mucho y se había puesto en forma.

La alegría desapareció cuando me fui a casa y me puse a pensar: “Todo esto lo tendré que pagar con lagrimas, todo se me ha puesto mas difícil de lo que ya estaba”. Hoy es 15/07 y sigo sintiendo lo mismo por él. Sigo sufriendo en silencio y espero que algún día logre olvidarlo por completo. Nunca me atreví a decirle lo que siento, pero supongo que ya se habrá dado cuenta.

Siento si os he aburrido pero necesitaba desahogarme. Un saludo a todos.

Artículos relacionados

9 Responses to “Sigo sufriendo en silencio”

  1. Tranquila no es para nada aburrido es super hermoso, todas las historias de amor son lindas. Bonitas Exeriencias! Cuidate.

  2. Es una hermosa historia, me encanto!! el miedo de decir lo que sentimos por esa persona a veces es más fuerte. El miedo nos muestra todas las maneras que podemos fallar, nos muestra que todo nos saldrá mal, y anula toda las cosas hermosas que podríamos disfrutar si lo intentáramos!! no nos dejemos engañar por el miedo!! dile lo que sientes y te sentirás mejor contigo misma!!

  3. gaby guevara Responder

    hola si esooo pasa a mi me paso de que un amigoo se convierte en una persona super especial y una persona incondicional y terminamos enamorandonos de EÑ

  4. hola sabes no te entendi primero quien es carlos y quien es alvaro a quien quieres osea chikita explicate porque no te entendi

  5. Tatiana Shean Responder

    Oye esta histoia es hermosa creo que estas en España xD Lo siento mucho que tu amigo se haya marchado tan lejos es tan triste le hubieras confesado tus sentimientos y tal vez asi no hubieras sufrido tanto
    Amor y Bendiciones

  6. pues tu historia esta linda y triste pero yo te recomendaria que le dijeras lo que sientes,o que si no puedes darle una oportunidad a este Alvaro porque se ve que el si te kiere pero bueno,todos merecemos una oportunidad y que trataras de olvidar a carlos porque vas a seguir sufriendo por el y la verdad no vale la pena sufrir por un amor no correspondido. T.K.M

  7. te puedo en tender porque me paso lo mismo pero si nunca s lo dices y te siges haciebdo hiuluciones nunca lo vas a olvidar

  8. el amor casualmente puede llegar hacer asi, digo asi por que ami me paso lo mismo con un amigo. durante meses las cosas pintaban como para que el y yo, fueramos novios pero el nunca de decidio y pues decidi quedarme con los bellos momentos que habiamos pasado y dejarlo ir, digo dejarlo ir en el aspecto de ya no esperar nada más de el, más que su bonita amistad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *