Sólo quería sexo conmigo

Cuando mi novio me presentó a su mejor amigo sentí la mejor sensación de mi vida. Había muchísima química con él desde el primer segundo que hice contacto visual. Como si hubiera fuego rodeándome estando cerca suyo. Hablar con el era algo impresionante, como si lo conociera de toda la vida.

Luchaba internamente porque no me parecía real lo que me estaba sucediendo. Aunque amaba a mi novio sentía esta química por su mejor amigo. Era todo físico… ¡Atracción! Quería pasar tiempo con el, intentaba verlo. Aunque no hacia nada el simple hecho de estar a su lado me hacia feliz. Hubo una vez que estábamos los tres hablando en mi auto cuando el mejor amigo me dice de pronto: “Ay, me encanta eso que haces con tus cejas…” Me dejó perpleja. Era como si en ese segundo solo estuviéramos él y yo. yo me dije: “¿qué es lo que hago con mis cejas?” “Así, cómo las levantas”. No me había dado cuenta.

Cada vez que nos despedíamos el acercaba su boca más cerca a la mía como si quisiera besarme y eso me volvía loca, porque sabia que no podía hacer nada al respecto. Y realmente no sabia si yo le gustaba realmente o si era solo idea mía.

Pasó mucho tiempo y cada vez mi novio me contaba menos cosas de él, aunque yo era muy disimulada igual al parecer el se había dado cuenta que me gustaba su mejor amigo y cada vez lo veía menos y menos. Hasta que simplemente lo dejé de ver. Yo seguía con mi novio pero cada vez soñaba con él. Quería verlo a toda costa.

Esas cosas me hicieron darme cuenta que tenia que terminar con mi novio… Y eso hice, aunque sabia que eso significaría realmente no ver nunca mas a la persona de la que tanto me enamoré. Un día estaba conectada cuando el me escribió. ¡Él! Y me dice: “Nos veremos, hace mucho tiempo que no sé de ti”. Yo grité al cielo cuando pasó eso. Era una sensación increíble el saber que tal vez el sentía algo por mí.

Cuando salimos, hablamos por horas y horas con unas cervezas, pero como amigos. Incluso me pidió consejo con una chica que le gustaba y me dice “¿Quieres ir a mi casa ver una peli?”. Por impulso y los tragos le dije que sí.

Ni bien entramos a su cuarto el se abalanzó sobre mí besándome apasionadamente. ¡Fue increíble! El mejor sexo de mi vida. Pasaron las horas y me tuve que ir. Él me dio un beso en la frente y me fui. Después al día siguiente él me llama asustado preguntándome si le había dicho algo al que ahora es mi ex y le dije que seria nuestro secreto, que nunca arruinaría esa amistad que ellos tenían.

Pasó el tiempo y el me llamo dos veces mas, pero sólo quería sexo conmigo. Nunca me decía nada más, sólo que le encantaba y a mi realmente me encantaba.

Por cosas de la vida me volví encontrar con mi ex y él me pidió volver. Estábamos volviendo a salir cuando un día me dice: “Él me contó lo que hiciste… ¡te metiste con mi mejor amigo!” Yo, atónita, no supe que hacer ni que decir. No me quedó otra que admitirlo. Pero lo que mas me dolió fue lo que el le contó.

Yo no entendía por qué a pesar de todas las cosas que habían pasado mi ex quería seguir conmigo. Pero después de un tiempo me di cuenta que el quería venganza… y la logró.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *