parte de mi

Tú eres parte de mí

Mi amor, te escribo esta carta porque llevo días callando algo que me está quemando por dentro.

Desde fuera todo se ve bien, nos reímos, me caigo desde la primera cita o me pego en la cabeza con los controles de tu coche, pasamos todo el día diciéndonos cosas lindas, nos reímos a carcajadas en el cine, preferimos besarnos a hablar, caminamos de la mano, te has convertido en mi mejor amigo y no hay nada en el mundo que yo no te contaría a ti.

Excepto una cosa y sé que lo has notado. Lo sé por que de pronto sólo me preguntas ¿por qué te veo así? ¿en qué estoy pensando? O cuando sólo preguntas ¿qué pasa amor? Es por esas preguntas o más bien mis respuestas que escribo esto con la culpa envuelta en llamas. Te prometí que jamás mentiría y lo he hecho. Pero quiero que sepas que no fue por ti que lo hice, fue por el tiempo, las cosas entre nosotros pasaron tan rápido que no podía controlarlas.

Recuerdo aquel momento en el que me dijiste que querías pasar tu vida conmigo que yo sólo pude contestar con un “te adoro”. Fui víctima del tiempo, de mi miedo y congruencia, le falté al respeto a nuestro amor, a mi, pero el más afectado has sido tú.

Tú que lo has dado todo, que me llevas a la pista si quiero patinar o no duermes media hora más porque yo quiero estar contigo esa media hora. Tú que sin pensarlo me dijiste te quiero y al segundo día me pediste ser tu novia. Tú, que no te importo nada y le gritaste tu amor a mi al mundo, tu que has sido un príncipe conmigo y me has cuidado en cada segundo. Tú que eres el último y que antes de conocerte apenas dos días antes escribí sobre ti, tu que llegaste a tiempo, ni un minuto tarde, ni uno después. Tú que eres quien me presento el cielo y me dio la tiara para ser una verdadera princesa. Tú que con todo el miedo decidiste arriesgarte por mi. Tú, quién curó y borró mis heridas. Tú que con sólo mirarme sabias que era yo. Tú,quién no se merece este engaño.

Te mentí, por que cada vez que ponía esa cara era porque quería decirte algo, cada mirada silenciosa que terminaba en un beso, ocultaba algo muy fuerte. Sé que es muy pronto, pero no te adoro, tampoco te quiero, porque querer es sólo algo que sólo quieres y tú eres parte de mí… Perdóname, pero tuve miedo, pero estoy lista y más que lista segura.

Te amo.

Artículos relacionados

2 Responses to “Tú eres parte de mí”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *