Una simple y triste historia de amor

Esta es la historia de dos personas que como tantas se refugian de sus soledades tras las comunicaciones en Internet.

Sea por lo que sea, ese día estaba marcado para que se cruzaran entre tanta gente y tanto mensaje virtual.

Pero, antes de empezar con la historia, en sí les contare quienes son estos protagonistas tan peculiares.

El un hombre de 40 años, españolisimo, triunfador con esfuerzo, atlético, soñador, un poco loco, escalador y paracaidista, con una familia amorosa y muy particular, donde mamo los principios de la libertad y la búsqueda de las respuestas.

Emocionalmente con soledades y desaciertos, amores inconclusos y frustrantes.

Pero que va por la vida compensando sus soledades con locuras de adrenalina y escapismos constantes.

Ha vivido y conocido el mundo, pero no el amor, ha conquistado las simas mas altas pero no ha podido tocar el cielo con las manos al lado de una mujer.

Ella, mujer, 42 años, vive en Uruguay, con cuerpo pequeño con piel de blanca nieve, con ojos de mirada profunda

El fracaso en el constante de su vida, una sonrisa con mezcla de nostalgia, luchadora aunque nunca llega a sus metas, llena de historias de abandonos y carencias, sin familia y con hijo, muy idealista y lírica, tiene el don de la palabra y hace que quien la escuche tenga la sensación de que hay mas que palabras en una oración. También se ha escapado varias veces, un torbellino de sentimientos, soledades todas en su vida nunca ha logrado encontrar quien la quiera no sabe lo que es ser elegida para amar.

Sus vidas como podrán ver muy diferentes, sus almas tiene algo en común.

Y así sin mas un día ella en la soledad de su hogar y en la soledad de un hotel se encuentran en Internet.

Ella aburrida de las pantuflas y de no hacer nada, pone en su perfil “Quiero salir a cenar con un hombre de 35 a 40 años”.

El aburrido también en busca de aventura pone en su perfil “Quiero cita con chica de 25 a 40 años”

En la locura del sistema, el le manda un mensaje: “¿Quieres salir a cenar con un español divertido, apasionado y buen conversador que esta de visita por negocios en tu país?”.

Ella responde que puede ser, el saca su arsenal de palabras y la seduce entre personajes, ella aburrida se siente interesada. y después de media hora de palabras van palabras viene concretan una salida a cenar.

Ella se pone un escote, unos tacos, una raya en sus ojos tristes, un perfume y sale a su encuentro, el la espera en la plaza puntualmente.

Ella baja del taxi, el esta parado en el lugar acordado con una gran sonrisa, ella nerviosa baja con elegancia y lo saluda cordialmente.

Hace que la conversación se dé natural y comienzan a caminar sin rumbo pactado. ella saca un cigarro y le pregunta si no le molesta que fume, el saca uno también y los dos se miran. Caminan a cenar sin tener idea de lo que iba a pasar, conversan, se ríen, el la toma por el brazo para cruzar y luego la deja en libertad, ella se siente linda y muy cómoda había algo familiar en el que le provocaba serenidad.

Llegan a un lugar y entran a cenar, 20 minutos de conversación y una moza que venia varias veces para ver que ordenarían, mientras ellos no decidían porque estaban tan compenetrados en contarse sus cosa que no reparaban en el menú.

Ya por ultimo ordenan unos mariscos y un buen vino, el ambiente era embriagador, el la miraba a sus ojos y ella no podía dejar de contagiarse de su sonrisa, en un impás se fueron a fumar un cigarro y la noche empezaba hacer lo suyo, volvieron a su mesa, pidieron un postre lo compartieron y siguieron en su mundo, tanto así que no repararon que el lugar estaba por cerrar.

El pago la cuenta, mientras ella fue al baño, se miro en el espejo y dijo “qué buena noche estoy pasando”, arregló su cabello se puso una gota de perfume y salio erguida a su encuentro.

Caminaron media cuadra y el le dijo “¿te pudo dar un beso?”

Ella no lo pensó, lo sintió y dijo si.

Enfrentados sus cuerpos se besaron bajo las luces de la noche y en ese instante la química se dio, embrujados de pasión entraron en un lugar lleno de gente y ya no pudieron dejar de acariciarse y besarse, siguieron bebiendo y escuchando la música, hasta que decidieron partir.

El caballero por demás la tomo por la cintura, caminaron nuevamente pero el camino era diferente.

Tras un segundo de silencio el le dijo: “¿quieres ir al hotel conmigo?”

Ella nuevamente, sin pensarlo, dijo sí.

Llegaron al hotel cruzaron la puerta, bebieron agua y se entrelazaron sus cuerpos, la piel y sus aromas se fundieron, agotados de pasión se durmieron, y en la noche se buscaban entre sueños, sus manos se tocaban y el la llevaba a su pecho, ella descansaba y vibraba en cada encuentro.

Amanecieron juntos agotados y sonriente y siguieron hablando y dándose el tiempo al disfrute intenso.
Se bañaron, se vistieron, y se fueron a comer, continuaban deslumbrados aferrandose al minuto y disfrutando de la entrega.

Pero ya era la hora en que tenían que partir,

Ella postergaba la partida, igual llego el momento, se besaron se despidieron se dieron gracias por haberse dado tanto y no quedaron en mas que nada.

El volvió al hotel donde el perfume de ella lo perseguía y ella fue al encuentro de su hijo para volver a su hogar.

Algo quedo en el aire…

Al día siguiente ella volvió a entrar en Internet y lo buscó, y poniéndose en plan de conquista lo sedujo tomando otro papel, el le siguió el juego y la volvió a invitar a salir.

Quedaron de almorzar.

Se encontraron, se rieron, se besaron y sin mas se volvieron a separar.

Y así empezaron a encontrarse a cada minuto que podían, y pasaron algunas noches juntos, y bebieron, jugaron, rieron y lloraron.

Se enamoraron, se apasionaron, y el miedo empezó hacer lo suyo…

Los dos sabían que pronto llegaría el día que se tendrían que separar.

El evitaba hablarlo, ella era un torrente de palabras hechas emociones.

¿Porque el destino les estaba jugando esta mala pasada?

Dos destinos, dos mundos, una distancia muy grande y se vinieron a encontrar, cuando nada los sorprendía y nada buscaban.

El día de su partida se adelantó.

Ella sintió que no podía con la emoción y la tristeza.

El se sumergía en el silencio.

Pactaron su ultimo encuentro y se prometieron decir todo lo que sentían.

Así fue, se dijeron todo lo que pudieron decirse, disfrutaron de su encuentro, se abrazaron y ella lloro mientras el contenía la emoción ,

La noche se fue entre amor y desolación ,

Un beso un abrazo y un hasta luego…

El partió sin saber que hacer para estar a su lado, pero seguro de que nunca la olvidaría.

Ella quedo con el corazón partido, aferrándose a la esperanza que se diera cuenta que no podría vivir sin ella, como ella no podía vivir sin el, pero con el miedo de que al llegar a su tierra ya no volviera mas.

El la amó, ella también y ahora solo el tiempo contara que será de estos dos.

En esta era donde la comunicación cambio.

El amor se encontró en una historia de Internet.

Dedicado a quien un día me robo el corazón.

Artículos relacionados

14 Responses to “Una simple y triste historia de amor”

  1. cuando la vida te pone siertos riesgos ay que tomarlos esta historia tenia uno la separacion y ambos la tomaron amaron con gran intencidad y eso es lo que inporta

  2. para este amor no debe de haber fronteras,creo que falto determinacion por parte de los dos y dejar a un lado los temores,solo asi se podra experimentar el verdadero amor.

  3. GUAU. ME QUEDE SIN PALABRAS ,QUE HISTORIA Y LO QUE DICES QUE TIENES LA ESPERANZA DE QUE SE DE CUENTA DE QUE NO PUEDE VIVIR SIN ELLA , ESTOY EN ESO CON ESA ESPERANZA Y CON EL CORAZON ROTO TB ,SUERTE AMIGA.

  4. sal corriendo a sus brazos un amor asi solo pasa una vez no lo dejes pasar,animate a soñar seguro encontras la felicidad a su lado porque por algo el destino os unio en esa pagina de internet y dejo que os enamoraseis…

  5. SABES YO VIVI ALGO SIMILIAR,, PERO CON ALGUIEN DE MI PAIS,, SOLO Q POR SU TRABAJO,, NOS TOCO SEPARARNOS,, Y AUNQ HA PASADO UN AÑO,, SEGUIMOS HABLANDO POR CEL,, Y NO PIERDO LA ESPERANZA DE Q CUANDO EL SE RETIRE,,,, RECUERDE LO Q VIVIMOS,, Y SE DE CUENTA Q ES TAN GRANDE ,Y ENTONCES REGRESE,,,,AUN LO ESPERO ,,, Y EL LO SABE,

  6. Apasionado Responder

    Al leer esta tierna y fugaz historia de amor, no puedo evitar volver la mirada al “bulevar de los amores perdidos” y recordar historias semejantes que me marcaron para siempre y en su momento fueron sublimes y aunque efímeras, aún percibo la dulce fragancia de su recuerdo. Solidario

  7. que hermoso debrian verse ese es amor del bueno. no vale que termine sin un regreso de el delen ustedes se aman…
    su historia es tan apasionante que da ganas de vivirla

  8. La vida como da vueltas todo cambia en un momento se tiene que tomar en cuenta que todo pasa por algo.
    y solo quiero mencionar tengu una historia casi igual pero no con tod eso
    y que bn cierto es el amor aunque despss vino el trancaso la desilucion y todo se acabo recuerda cada momento que pasaron.
    es lo que importa lo lindo que fue para ustedes mientras duro

  9. Madre mia que bonito enserio 😉
    Sueno todo tan romantico y con tantas emociones y tanta pasion.
    Vivirlo para contarlo……..
    Un Saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *