Volviendo a casa

Carmen no era una persona precisamente paciente y los veinte minutos que llevaba esperando la salida de sus maletas en la terminal de aeropuerto se estaban convirtiendo en los más duros de su viaje de vuelta de más de 15 horas desde el Lejano Oriente. Tenía ganas de salir del circuito aséptico y cerrado que forman todos los aviones y aeropuertos del mundo, tenía ganas de dejar de sentirse transportada pero, sobre todo, tenía ganas de ver a Eduardo, que le esperaba ansiosamente a menos de cien metros, al otro lado de la puerta acristalada.

Miraba hacia el agujero por donde trepaban los equipajes con impaciencia y algo de rabia contenida, aunque también regodeándose en el triunfo que suponía estar en aquella situación. Había sido una pruebade amor muy dura, aunque ahora que veía tan cerca el final se daba cuenta de cuánto había merecido la pena.

Empezó a recordar los días que se sentía sola y lo único que necesitaba era encender el ordenador o llamar por teléfono para sentirse querida y apoyada. Las conversaciones trascendentes y las que se tenían por pasar el rato. Las esperanzas para el futuro y todo el tiempo que habían sacrificado para estar juntos en la distancia. Todas las veces que había pensado en él para apoyarse en una sociedad extraña. También le llegó una sonrisa pícara que tuvo que reprimir a duras penas cuando pensó en el ingenio con el que se apañaban para resolver sus necesidades sexuales. Se enorgulleció de su fidelidad y de tener una pareja en la que confiaba tanto como para saber que le era fiel. También se acordó de lo malo y de los agoreros que le pronosticaron la desgracia y se sintió muy orgullosa por haber superado todos los problemas.

Le llegó un mensaje al móvil y supo que era él. Aquello le sacó de sus pensamientos por un momento y le hizo recordar su impaciencia y las ganas que tenía de recoger aquellas maletas.

Fueron cinco minutos interminables hasta que salieron, las montó en el carrito y comenzó a recorrer el último pasillo que le separaba de la salida. La salida de otro pasajero abrió la puerta automática y pudo verle por un momento antes de que se cerrara de nuevo. Entonces sintió que la felicidad le desbordaba y empezó a paladear el momento que se culminó un minuto después.

En el mismo momento en que pudo abrazar a Eduardo, se sintió la mujer más feliz del mundo y deseó con todas sus fuerzas que nada volviera a separarlos.

Artículos relacionados

4 Responses to “Volviendo a casa”

  1. todo comenso , kuando io entraba a jugar en inter ajedres, y la verdad conoci a muxa gente , sobre toodo xicos , y enpese a blarme con ellos y 100pre me pedian mi correo y io accedia ps y kuando ablabamos por msn era xvr, rekuerdo que con mario fue lindo , ablabamos todos los dias a una misma ora y 100pre estaba alli para mi , el decia que me keria y io tbn a el pero no se lo podiadecir os por que io le abia mentido en muxas cosas, la principal era mi edad, el pensaba que io tenia como el pero , lo que ise fue todo por el por que me dijo que abia tenido malña experiencia con una xica que era menor de edad y 100pre me pidio que os vieramos por web cam y 100prre le respondia algun dia; asi pasaron los dias y baje en mis studios por que solo pensaba en el y km el vivia muy lejos en otro pais, me dijo que vendria por mi que keri a que nos vieramos y io le tuve que decir que no pos por que no podia aser eso,
    pero mi escusa no fue suficiente , asi que pense y pense en que aria y lo uniko que se me ocurrio era dejarle de ablar , por que io lo abia visto en fotos y era un xiko ermoso y tenia muxos comentarios de xikas que lo kerian bastant y bueno a ytodas las rechazaba por mi y io no era kien el pensva ps entonces; le invente que tenia novio y fue debastador para el me dijo que me vaya bn ps
    y muxas cosas más , io sentia que lo eria , pero qs si no lo asia ahora pronto seria más tarde, entons lo elimine de mi correo y luego de 1 año , kise ver como le iba mire sus comentartios y decia que ya tenia enamorada , me senti tan felis y triste , felis por que el era felis y triste por que io keria que fuera conmigo; decidi desblokearlo y un dia me lo encontre y su nick decia te kiero muxo y el nombre de la xica que aora era su ena,morada , pero kuando io lea bale swe demoro al responderm y cambio su nick Y escribio KIEN T ASE SUFRIR T ASE más FUERTE era obvio que me lo decia a mi aveces kreo que debi decirle todo por que el tenia 24 y yo 17
    aunk la diferencia era corta 100pre , 100pre dire que si otra ves se me presentara lo mismo lo volveria aser , por que aun lo kiero pero aora el debe tener 28 y io 21. kisiera decirle que ya soy mayor de edad , que tengo la edad que el pensaba recien , pero que SOBRE TODO LO KIERO MUXOOO, esto que siento por el es tan grande que se lo deje a otra , pork solo me conformo viendo sius fotos besandose con su enamorada , el sabe que io lo miro por fotos uy solo intenta aserm ver que lo perdiii
    am,or nunk sabras la raxon por que nunka te loi dije ni lo are , espero no me olbides km io no me olvidare de tiii
    stentament tu xikita asi me decias , kreo que no te ekivocast!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. espero que eso pase conmigo, que de esa manera termine mi historia de amor para poder empezar la verdadera historia juntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *