Esta vez, ganó la distancia

Era un 2 de septiembre y se me ocurrió entrar a una sala de chat. Ahí conocí a un chico, ambos teníamos un sobrenombre: él se hacia llamar Pato y yo Gata.

  • 1
  • 2